Friday, July 21, 2017

COMO QUE NO SE DAN CUENTA

No se dan cuenta.
No quieren darse cuenta.
No se atreven ni darse cuenta.
Una tal Roselló regaló mochilas 
a niños pobres. Con apellido puesto: 
Roselló.
Nombre y apellido Roselló al lado de 
una foto de una nena pobre.
Como que no se fijaron, no vieron
no quieren ver la cara avergonzada de 
la nena pobre.
Los blanquitos isleños, tan solidarios, son todos
iguales. No quieren darse cuenta.

              

MODA Y ARTES: JEAN PAUL GAULTIER EN EL MUSÉE DES BEAUX-ARTS DE MONTREAL

La exposición de las obras de arte del reconocido costurero francés en un espacio organizado, ambientado, diseñado para expresar una visión de las tendencias o de la ropa como obra de arte, de los artesanos que las construyen, del artista que las crea: luz, formas, perspectivas, movimientos, colores, tonos, símbolos, figuras, crítica social, reflexiones sobre su propia historia, belleza fuera de los cánones que la definen. 

Moda, el conjunto de ideas, sus expresiones y el trabajo artesanal que la componen bordean en la abstracción pues son tan fluidas y temporales que, en concreto, solo existen en un momento; a veces controlada por el comercio, y, en muchas, determinada por los artistas o sus pueblos; y dentro de la misma ciertos elementos son constantes: los artesanos, los artistas, sus técnicas, sus obras de arte. La moda es una tendencia. Coser es un trabajo de artesanos. Algunas piezas de la ropa, moda o no, son obras de arte. Jean Paul Gaulthier es un artista. El sastre de mi barrio cose muy bien, pero es solo un artesano. 

Mi sobrino-nieto y yo exploramos estos temas después de haber pasado un rato muy largo frente a los trabajos de Gaultier (antes de esa exposición fuimos a ver ropa creada por artesanos inuits del norte de Quebec cuyos nombres no estaban incluidos en los rótulos que las identicaban). Ambos estábamos extasiados, absortos, estimulados a pensar sobre las historias y las artes: él dentro del mundo y el comercio de la moda; yo, después de ver muchas tendencias y obras de arte, trato de seguir (como dicen en buen puertorriqueño), "a la moda aunque me joda".

Thursday, July 20, 2017

VENTANAS DE FLANDES EN EL SUR DEL BRONX

Sobre la almohada, descansa
la cara espera: un Vermeer
en Simpson Street. Observan.
Las señoras. Dos señoras. 
Una en Flandes entre cortinas.
Ambas esperan. Dos mujeres. 
Dos ventanas, distintas: resistencia.
Luz flamenca. Luz del Bronx. 
Una de lino, otra de algodón. 
Mujeres que pintan sus propios cuadros. 
Quisiera pensar que su arte....
sus cuerpos hacia al exterior
sus brazos sobre una almohada
abren las esperanzas de sus ventanas.

Wednesday, July 19, 2017

(EN) BORUJOS

Tu poema cuestionaba tanto
Tuve que reconocer que
tu poema no me preguntaba.

Monday, July 17, 2017

PARECEN PINTURAS DE CASTAS: ESTEREOTIPOS, FACULTADES Y TAXONOMÍAS

¿Parecer qué?

¡Que mucha conceptualización atomista sobre los parecidos rige la "facultad" que se usa para pensar sobre los otros! (Facultad mental en vez de escalonadas estrategias o destrezas intelectuales skinnerianas/pavlovianas. Antes de las facultades estaban los "humores", mucho antes.)

Todo esto, después que una joven méxico-americana dijese que yo no parecía puertorriqueño.

Quizás, parece que se quedó en la etapa mental en la cual el sujeto que aprende confunde un particular con un genérico, y como la dependencia en destrezas skinneriana/pavlovianas no ayudan a superar, transformar las formas de conceptualizar el mundo -el dominio de destrezas específicas es el único propósito.

La joven aprendió a identficar puertorriqueños después de poder hacer suya una sola destreza, y no se ha dado cuenta.

Pues, parece, una vez más, vuelvo y repito, que lo dicho por Trump sobre los mexicanos no movieron a la joven a pensar más allá de los estereotipos, a poder usar sus facultades mentales plenamente, en vez de depender de las taxonomías creadas por los sicólogos reductivistas, los cientifícos sociales durante el siglo diecinueve, y sus pintores de castas mexicanos.

Parece, por última vez, que las taxonomías siguen determinando cómo la clasificadora de puertorriqueños "piensa el mundo".


¿QUIÉN MUERE SANO?

-Don Coco, cuídese, que ya no estamos jóvenes.
-¿Para qué? Si yo no quiero morir sano.
-Malagradecido.
-¿Por qué he de preocuparme si mi espíritu está libre de pecado?
-Ave María purísima.
-Ten cuidado, que la medicina necesita enfermos, y sus ideas también enferman.
-Por Dios, usted no cree ni en la luz eléctrica.
-¡Metíos! Enferman a uno más de la cuenta.

Sunday, July 16, 2017

MUERTE EN PIRIÁPOLIS
Por la rambla caminó Mahler
En camino al mar divisó un nuevo Tadzio
-No era un dios griego, diseñado por Visconti-
Un espejismo hecho de arena, esculpido por Botero.