Wednesday, March 30, 2011

Tembandumba se Parte

Tembandumba, la diosa Yoruba que asesinó a sus hijos para bañar con la sangre a su pueblo y así salvarlo en la guerra, sigue caminando por la encendida calle antillana antes y después de que Luis Pales Matos la codificara en su libro Tuntún de Pasa y Grifería.

¡Sus mis cocolos!, nos cantaba Pales, mientras Tembandumba culipandeaba por el Caribe, y contrario a las muy miopes lecturas folklóricas de su libro, es ese español caribeño y todo lo que en él se dice, lo que le dio y le da vigencia al ser que el poeta recrea en su poesía afro-antillana. Un español que representa las vivencias de otros pueblos, cuya influencia africana e indígena no se puede negar, mucho menos evitar: los españoles jamás culipandearon en su poesía.

El caderamen, masa con masa mueve con sus ritmos, estructuras, los significados de todas las masas, para incluir a todos aquellos que trascienden y retan los modelos culturales y políticos que ejercen el control en un momento histórico. El caderamen atentó contra la metrópolis ibérica; hoy, contra los fundamentalistas de todo tipo.

Tembandumba mató a sus hijos para salvar a su pueblo: sacrificio que salvó a otros más allá de los confines de África. El idioma, asesinado para algunos; transformado para otros (por las experiencias y fenómenos que lo moldean), salva a los descendientes de la mítica diosa y a todos aquellos que se benefician de los nuevos códigos, ritmos, estructuras.

Por la encendida Calle Antillana vamos todos, y algunos, al ritmo de rumba, macumba, candombe, bámbula, decimos (partidos), siiiiiiiiiiiii……

No comments: