Saturday, July 12, 2014

LA CARRETA ES UNA OBRA BURGUESA ESCRITA POR UN BLANQUITO PUERTORRIQUEÑO

El cómo ven a los jíbaros que migramos pa'l norte, enmarcado en un paternalismo burgués y distorsionado, que tienen los blanquitos intelectuales puertorriqueños - los que le dieron forma a ciertos esquemas académicos, junto a sus alcahuetes a lo Luis Rafael Sánchez (La Guagua Aérea), Ana Lydia Vega (Pollito Chicken) y otros enajenados - me pone de mal humor. Y que nadie los critique y sigan en su masturbación intelectual, de academia proto europea, me pone peor. Todo esta descarga, por causa de una puesta en escena de la muy patética obra. 

Me escribe mi sobrino político, el dramaturgo CC, y me pide que le explique por qué yo creo que La Carreta es una obra burguesa. Y, en términos generales, le doy mi opinión; y aquí la añado a mi descarga anterior:

"Primero tendría que discutir cuáles son esas ideas burguesas, y de dónde surgen, que se tienen sobre los pobres, los campesinos, jíbaros puertorriqueños; las ideas románticas, paternalistas, que se tienen sobre la identidad, la tierra y su trabajo; y las ideas que se tienen sobre sus vidas en los EEUU. Para discutir esos asuntos se requiere una tesis. Pero, en términos generales, aquí va esto:

Dudo que a Marqués o a los autores de La Guagua Aérea, Pollito Chicken, etc. se les ocurriría escribir sobre la fundacion de organizaciones y proyectos muy poderosos, consecuentes e influyentes como Aspira, Boricua College, educación bilingüe por todo el noreste de los EEUU; leyes que transforman los derechos de los inmigrantes, su participación y reclutamiento de minorías lingüísticas para integrar la policía, las escuelas, el gobierno (fueron a corte para que bajaran los requisitos de estatura y lenguaje para trabajar en la policia, las escuelas, etc.), sus mudanzas a barrios donde hasta la llegada de esos pobres y sumisos jíbaros solo podían vivir los "blancos"; y una enorme lista de logros que contradicen las literatura patética de ciertos autores isleños.

Una vez más, esas ideas del puertorriqueño dócil, humilde, creado por razones económicas o por el puro paternalismo que necesitan ciertos grupos y personas para poder sentirse buenos y solidarios, o porque así pueden justificar su ideario político, son las que subyacen La Carreta y mucha de la literatura costumbrista que escribieron los buenos hombres y mujeres literatos de esas épocas, en su mayoría producto de Humanidades y Estudios Hispánicos en la UPR; y ya se sabe quiénes fundaron esos departamentos académicos. Es más, me atrevo apostar, que el Gibaro de Alonso es mas fiel a esa "humanidad" del campesino puertorriqueño que Marqués, etc. etc.

Nos mudamos, me incluyo, porque nos dio la real gana, y algunos no les ha ido tan bien y a otros sí, como a cualquier grupo de migrantes. A mi entender, los únicos patéticos aquí son esos autores.

Dos citas que conseguí de una articulo que había leído sobre el tema:

"......por tantos trillada: de la montaña al arrabal de San Juan, y de San Juan a Nueva York."  "Pudiera decirse que los autores destacan la fuerza de las condiciones ambientales sobre la conformación y el destino del individuo." (ABIGAÍL DÍAZ DE CONCEPCIÓN, LA CARRETA, COMENTARIOS DE UN PSIGOLOGO SOCIAL)


No comments: