Tuesday, May 31, 2016

THE BATTLE OF THE GUAMANÍ RIVER (GUAYAMA, PUERTO RICO, AUGUST 6-9, 1898)

"The Puerto Rican Campaign was an American military sea and land operation on the island of Puerto Rico during the Spanish–American War. The offensive began on May 12, 1898, when the United States Navy attacked the archipelago's capital, San Juan. Though the damage inflicted on the city was minimal, the Americans were able to establish a blockade in the city's harbor, San Juan Bay. On June 22, the cruiser Isabel II and the destroyer Terror delivered a Spanish counterattack, but were unable to break the blockade and the Terror was damaged.

The United States was able to seize control of Fajardo on August 1, but were forced to withdraw on August 5 after a group of 200 Puerto Rican-Spanish soldiers led by Pedro del Pino gained control of the city, while most civilian inhabitants fled to a nearby lighthouse. The Americans encountered larger opposition as they advanced towards the main island's interior. They engaged in two crossfires in Guamani River."*

"On August 6, Colonel Coit sent two companies of the 4th Ohio on a reconnaissance mission across and beyond a cast iron bridge that crossed the Río Guamamí (Guamani River). The road beyond the bridge was essential for General Hains' projected advance to the T own of Cayey.[16] The 4th Ohio observed elements of Spain's 6th Provisional Battalion entrenched in Guamaní Heights, six miles north of the bridge. The 4th felt that they were too strongly entrenched to attempt an assault at the time. The 4th Ohio requested reinforcements and on August 9, attacked the Spaniards and a short firefight erupted. The numerical superiority of the Americans forced the Spanish to retreat from Guamaní Heights. This battle was the costliest battle yet for the Americans since their landing at Guánica, as it resulted in seven wounded. The Spanish forces suffered 2 dead and 15 wounded."**

El puente del río Guamaní queda en la carretera #15, Guayama - Cayey, antes de subir hacia las tierras de Jájome, fue escenario de una batalla decisiva durante la guerra del '98.

Quiénes de esa zona sirvieron en el ejercito español o como parte de las defensas civiles....Yo no dudo que con lo fornida y cerrera que era, y nacionalista, que Tía Geña, mi tía "bien mayor"  tirara su piedra o escondiera a los soldados en huida.


*https://en.m.wikipedia.org/wiki/Puerto_Rican_Campaign#Battle_of_Guamani
**https://worldhistoryproject.org/1898/8/6/battle-of-guamani-river-bridge

Friday, May 27, 2016

Montevideo a Punta - La versiónde un bolero en voz de la Tellado: 14. Memorias


Los boleros no dejaban de aparecer en los discos, en la pantalla de la tableta, contando la historia de un amor, el nuestro o el de los amantes en camino a Punta; romances únicos que no tuvieron otro igual, mas "contigo en la distancia", sus coordenadas, hilos conductores podían ser reducidos a sus más elementales cualidades: todo el bien y todo el mal en la "historia de un amor como no hubo otro igual".

Recuerdos cuyas historias perdían importancia frente a los sentimientos fundamentales, los más básicos - amor, odio, miedo, deseos carnales -, seguían dentro, muy dentro, activados por un mensaje cibernético, un feliz día de San Valentín, una llamada imprevista, un rechazo de la mano, un disco, "recuerda que tan sólo de verme tú temblabas".

Recuerdos que despiertan el placer que se siente cuando el otro te desea, y quieres que así sea porque también lo deseas, la deseas, en "la calle en que nos vimos", o que sin esperarlo, obligan a revivir el rechazo y las ganas de vengarse, el rencor que se siente, suprimido por la resignación o despecho, "si me quisiste así, pobre de ti si es que ahora tratas de olvidar".

Recuerdos que en el peor momento, obligan a experimentar de nuevo un miedo crudo, un terror a que después de "pasar la tempestad" quedará sobre "la calma un inmenso vacío, un corazón hecho pedazos"; que solo pueden ser recogidos en un bolero, una historia de amor, sus dos amantes, el Porsche destruido.

Ni el coche, ni nosotros o ellos, ni las tormentas invernales del norte o las lluvias y vientos australes -aquellas substancias que le dan cuerpo a los sentimientos que guían los boleros- logran desplazar el deseo de amar o de odiar, ni tampoco son capaces de rellenar el espacio que deja la ausencia de quien una vez fue el ser amado, ni pueden explicar ese sentimiento que arropa el alma: el delirio

"Delirio", cantado por los Tres Ases, servía de fondo al cuadro que pintaba  la tormenta invernal en Manhattan y al otro bolero que vivía la muy templada y asertiva protagonista postrada en una cama de un hospital en Punta, logrando que "esa pasión que atormenta el corazón" desarmara al escritor en el norte y derrumbara todas las defensas de la tellediana mujer de ojos color turquesa y largas acicaladas uñas color rojo subido; llevando a ambos a aceptar que pudieron haber sido engañados.

-  ¿Por qué me pediste que viajara? Yo que estaba tan tranquila.

Los Tres Ases acompañaban al autor y la protagonista en su encierro, en su sentirse incapaces de vivir el uno sin el otro, la otra, en creer "si no estoy contigo mi bien no soy feliz", aunque en medio del vacío tuviesen que aceptar que todo fue un sueño, un fracasado empeño en amar de nuevo, abrazar y sentir los besos de fuego; en ser "la ola que te envuelve en la bruma y te disuelve en la espuma".

Un sueño, un delirante sueño convertido en canción, esta vez interpretada por René Barrios. ¿O es la voz de la Lucy Fabery la que se oye desde la carretera que va de Montevideo a Punta?

El Porsche, destruido.



Thursday, May 26, 2016

HOMOFOBIA JÍBARA

"Lleguéeee" gritó, con una sonrisa que mostraba la peinilla de blancos dientes, revelaba su personalidad, simpático y extrovertido.

A rajatabla saludó al grupo de hombres gays; y en respuesta, algunos sonrieron disimuladamente, incómodos. Otros lo ignoraron. Trató de conversar sin recibir mucha respuesta. Se despidió, y a recapacitar sobre esos últimos meses cuando pensaba que había conocido un grupo de muchachos de su edad, cultos, y completamente fuera del clóset.

El primer “yo se lo dije” salió con un metal de voz muy agriado, pura molestia, más certero que el siguiente “yo se le dije”. Resignada,  el ceño fruncido, cabizbaja, los ojos algo apagados, labios estrujados siguieron al segundo “yo se lo dije”,y no dijo más.

Callaría para siempre lo una vez augurado, que dejara de andar con gente pará, que esos...., tan supuestos amiguitos, eran unos hipócritas, y lo iban a usar; que a la hora de la hora le darían una patá por el culo, que eran igualitos a sus mamás y papás, unos blanquitos comemierdas.

No todos eran blanquitos.  Algunos eran “jabaos” clases medias, al borde del mundo de los blanquitos, quebuscaban ser parte de esa exclusiva e ilusa clase en las islas de los encantos; y en aquella fiesta no querían ser “bajados de escalafón” por estar incluyendo en sus reuniones a un jibaro algo cerrero que no había perdido la mancha de plátano.

En un mundo en el cual nunca iban a entrar por completo, ni ellos, los jabaos blanquitos, ni él, descubrió la telaraña que conforma las relaciones de clases y colores en el San Juan de los noventa.

Su cutis porcelana, pelo y ojos negros le abrieron puertas en los círculos algo cerrados de las claques gays isleñas, hasta que abría la boca.

Un  "¡ay, virgen!, gritito agudo, ahogado, que se oye en los cerros cuando el jibaro se sorprende, lo delataba inmediatamente.

El alto, guapo y sexy joven pasaba de ser un buena tarjeta de presentación a icono de lo popular, lo campesino. Y allí, los “jabaos” que se creían ser parte de las elites gays no querían que le desestabilizaran su membrecía en los círculos de la “chicquería” sanjuanera.

El tercer “yo se lo dije”, acompañado por lágrimas, advertencias: "Cuando regresó al campo y le pedi que no le hiciera caso a las burlas de los demás, que aquí lo queríamos, se fue al patio y que a buscar no sé qué cosa. Lo que menos me esperaba era que fuese y se colgara de un árbol".

PUBLICADO POR GERARDO TORRES EN 3:59

MONTEVIDEO A PUNTA - BOLEROS EN VOZ DE LA TELLADO: 53. LOSETAS

El mapa de nuestra piel no permite olvidar las dimensiones del espacio sobre el que nunca dejamos de bailar sin mover los pies más allá de un centímetro del centro donde por primera vez  juntamos nuestros cuerpos. El bolero y yo bailamos en una loseta.

Baldosas cargan la memoria de los dos cuerpos, "almas que en el mundo, había unido Dios", en un continuo baile: en blanco y negro, las del apartamento en el antiguo edificio del San Juan de antes; opacas, despintados azules, las muy envejecidas en Montevideo; puro concreto, sin losa, cepillado por el tiempo y tantos bailarines en la plaza llena de palmeras en Veracruz. "Dos almas, que se amaban, eso éramos tú y yo".

- ¿Bailamos?
- Sí.

Losetas sobre las cuales "quedan alegrías para darte", durante "mil noches de amor que regalarte", de nuevo, nos llevan con sus recuerdos a frotar cuerpo con cuerpo, respirar lentamente, palpitar en conjunto, acariciar las espaldas, mojar los pelos, repetir en voz casi inaudible: "ámame por piedad yo te lo pido"; "..... a las estrellas", ".....donde nadie nos ve".

 -¿Quiénes cantan?
- Lucecita, Valeria Lynch, José Feliciano.
- ¿Para decir adiós?
- No. ¿Bailamos?

Tuesday, May 24, 2016

Montevideo a Punta - La versiónde un bolero en voz de la Tellado: 1. Pentagrama

La noche no fue interrumpida por mujeres de ojos color turquesa, rostros de nácar, sentadas al lado de hombres de pelo gris, apuestos galanes hacia quienes ellas extienden lentamente sus angulares y finas manos, uñas rojo encendido, en camino a Montevideo.

El chillido de las llantas sin control acompaña al bolero. Presiona el freno. Ella retira las manos, rasga la tela del asiento, las  lleva hasta los muslos, la falda, la boca; un suspiro.  El Porsche destruido.

Silencio sepulcral. Sonidos de sirenas. Ofuscados recuerdos de la pasada noche, la que duró diez años en cuajar y empezó la mañana de ese San Valentín.

La voz de Corin Tellado canta "La noche de anoche".

14 de febrero, 6:00 am: Ding, ding, ding timbrea el email, del café a la pantalla en menos de un segundo.  Un San Valentín que no esperaba y el re-inicio de una relación perdida, no olvidaba, neutralizada, para esta mañana ser activada de nuevo sin "deletes". ¿Hasta cuándo?

Empezó hace diez años y aquella mañana, día, noche de San Valentín volvió, y "yo que estaba tan tranquila... ", en duo con Lucy Fabery, tantos años más tarde, sigue, no para, otro bolero.

14 de febrero - 14 de marzo: Los dings se multiplican, diez veces al día, esta historia, otra, sugerencias y deseos de compartir mucho más que mensajes cibernéticos: vivir juntos,  casas y playas; dudas: estoy muy viejo, no importa, te cuido, me cuidas.

Hay que pausar, el subir y bajar de emociones sueltan las defensas y las verdades empiezan a aparecer, los celos infundados, equivocados juegos eróticos y repetición de lo que ya había antes detonado la separación.

En Montevideo lo conocí. Su enrizado pelo negro, sus verde gris y ovalados ojos dirigían el deseo: poseerlo, besarlo, caminar por las ramblas, de manos. Me controlé.

La Tellado sigue con su versión, "todo es nuevo para mi, estoy aturdida".

14 de marzo, 6:00 am: Ruptura y definición de espacios e intereses. Otro hasta luego, otro relato, otra despedida, quizás diez años más tarde. Una explicación poco telladiana detona los conflictos.

¿Raíces distintas? Como si fuese una mata. Delete.


"Sí estoy sintiendo lo que nunca sentí" enreda la una vez tranquila vida, ajustada a la edad, las rutinas, lo predecible, desplaza las contradicciones, las ideas sobre orígenes, sexo, deseos, "te lo juro, todo es nuevo para mí"  repite la Fabery.

14 de marzo, 7:00am:  Me identifico con el cono sur, tomo mate, oigo boleros. Me desarmó y elevó "La noche de anoche". Proceso las últimas semanas, los últimos diez años.

Yo que estaba "disfrutando de esa calma de un amor que ya pasó", en esa etapa, a la edad sesentona cuando quedan solas, quietas las palabras, los sentimientos apaciguados, hasta que vuelve, escribe, empezar de cero, de nuevo. y cuestionar, "qué tú estas haciendo de mi.....".

14 de marzo, 9:00pm: Un ding, otro ding y otro ding me atraen a la pantalla, pide una segunda oportunidad, todos los antepasados llegaron en bote, yolas, a pie, sin compromisos, conocernos, una segunda oportunidad.

- ¿Qué quée?, si llevamos diez años en ésta -. Le digo que sí.

Vuelvo a sentir lo que no quería despertar, lo que esta noche "....me hace comprender, que yo he vivido esperando por ti".

15 de marzo, 4:am: La voces que hablan en bolero acompañan los delirios de la mujer de ojos color turquesa y largas acicaladas uñas color rojo subido, sus lamentos, sentirse engañada.

-Por qué me llevaste hasta Punta del Este, si sabías que vos no me querías? Mentiras, puras mentiras, tus correos eran puras mentiras. "Estoy aturdida"-.

Y así un capítulo más de un romance separado por miles de millas de distancia, una novela rosa contada en bolero con un final feliz.

-"Yo que estaba tan tranquila."-

Monday, May 23, 2016

DISCO SIDA

En la continua búsqueda, en el estado
De la música de disco, tantos años después
Gloria Gaynor en Flamingo, no recuerdo
Palmeras de Twelve West, bailas, te busco
Notas, poppers, vibras, Flash Gordon
Remuevo bíceps, nalgas, brazos, t-shirts
Sin mangas, piernas, vueltas, brazos, vuelvo
Giro, miro, giro, giro toda una noche, paro.

No estás
En taxi
Pan de Zitos
El brunch
No estás.

-Hola, ¿y Ernesto?
-¿Muerto?


Sunday, May 22, 2016

TEORÍAS PARA BLOGUEROS: ESQUEMAS INTERPRETATIVOS, UNA PALABRA Y SUS MÚLTIPLES POSIBILIDADES

¿Qué otras interpretaciones puede dar un lector puertorriqueño a esta descripción de lo que sentìa un sujeto durante el terremoto en Ecuador?:

"Cuentan que el suelo se movía y hacía ondulaciones de manera indescriptible, como si un bicho te recorriera por dentro de la piel, palpas y sientes el movimiento..."

http://elpais.com/elpais/2016/05/18/planeta_futuro/1463568571_885613.html

Saturday, May 21, 2016

LA SÚBIDA DE CLASES: DIFERENCIAS ENTRE LOS DESCENDIENTES DE JÍBAROS Y LOS DE BARRIADAS Y URBANIZACIONES PROLETARIAS: PROPUESTA

Este estudio sigue el modelo propuesto por Sydney Mitz (2002) que buscar describir las diferencias fundamentales entre estos dos grupos de puertorriqueños en cuanto a cómo se comportan, tipos de estrategias lingūísticas y modos de conversar, discurrir, dialogar.

Como método, datos tomados de casos particulares, ya documentados, a través de entrevistas y observaciones de campo en sitios tan diversos como restaurantes, fiestas familiares, eventos religiosos y festivales tradicionales, políticos y en ritos como velorios  serán filtrados y multi-referenciados usando un algoritmo dinámico y auto correctivo que resultará de los datos recogidos y continuamente multi-referenciados. .


Friday, May 20, 2016

La memoria de la memoria recuerda el sueño en el cuerpo que la carga.

De un lago en Titicaca salieron algunos, de un cenote salieron otros, o a una montaña se fueron o de ella bajaron, o al lado de un llano llegaron aquellos que las pirámides luego levantaron para agradecer a los recuerdos su mantener viva la memoria del viaje anterior, el de antes de las aguas; con el calor del sol encubaron en la tierra, y continuaron la especie.

LA NORMALIDAD: SÍNTOMA DE LA LOCURA

Iván Illich lo argumentó en concordacia con las ideas de Jules Henri y el recuento histórico de Aries y Huizinga, centrando la causa de la supresión de los talentos y capacidades del ente inquisitivo, el control de sus estructuras siquicas y cognitivas, la normalidad internalizada, impuesta, homogenizada, en virtud de las instituciones que persiguen reducir gustos, modos de ver el mundo, trabajarlo, ser. Suzy Shock, la poeta trans argentina, sugiere, ante ese embate cultural, "que lo normal sean otros".

TEORÍAS PARA BLOGUEROS: ALGORITMOS, JUICIOS Y PREJUICIOS DE LAS PLATAFORMAS

"But this is not just about what we want. What we are shown is shaped by these algorithms, which are shaped by what the companies want from us, and there is nothing neutral about that."

"For example, in August 2014, my analysis found thatFacebook’s newsfeed algorithm largely buried news of protests over the killing of Michael Brown by a police officer in Ferguson, Mo., probably because the story was certainly not “like”-able and even hard to comment on. Without likes or comments, the algorithm showed Ferguson posts to fewer people, generating even fewer likes in a spiral of algorithmic silence. The story seemed to break through only after many people expressed outrage on the algorithmically unfiltered Twitter platform, finally forcing the news to national prominence."


Wednesday, May 18, 2016

La Real Cédula de Gracia y los Torres Rivera de Leôn Burgos Cartagena

(Ramón Frade. El Pan Nuestro de Cada Día)

La Real Cédula de Gracias (RCdG) fue promulgada bajo el gobierno de Felipe VII el 10 de agosto de 1815. Con la RCdG se le otorgó a Puerto Rico una mayor liberalización económica; y se concedió para poblar la isla con colonos europeos, evitar el desarrollo de un separatismo revolucionario, y segundo, lograr que la economía de la Isla fuese más productiva para España.  Se incrementó la población: las concesiones de mayor envergadura e impacto de la Cédula fueron las relacionadas a la inmigración.

La medida ofreció licencias de entrada a nuevos inmigrantes y legalizó la residencia en la Isla de muchos extranjeros ya establecidos. Además, exclusivamente a los extranjeros católicos y procedentes de países amigos, se les ofreció la libertad de naturalización luego de cinco años de residencia en el país. A los nuevos colonos blancos, tanto hombres como mujeres, se les concedían cuatro fanegas y dos séptimos de tierra y la mitad de esa concesión de tierra por cada esclavo que trajera.

Es con la Real Cédula de Gracias que comienza la historia de los Rivera Burgos y de León Cartagena, tras inmigrar desde Canarias, Andalucía, Cataluña y recibir tierras en los cerros isleños, hoy conocidos como Jájome. Dicha medida, otorgada por Felipe VII, abre las posibilidades para que otro Felipe - cuyas coordenadas históricas son menos fáciles de identificar y rastrear que las de las familias antes mencionadas -, unos cien años después, le dé un giro a la historia.

El Felipe neo-criollo, pardo hijo de pardos - mestizos que llevaban años aislados en los cerros isleños-, se casa con una de las descendientes de los colonos; se junta con los que vienen a imponer el control, y al hacerlo, desvía las órdenes del real Felipe numerado, derrite los poderes de instituciones españolas, diluye los bordes, las metas, las clases y colores. Al margen de cédulas, documentos, apellidos heredados o impuestos. la entremezcla de hijos y el borujo formado por distintas historias trascienden lo oficial, desplazan al colonizador y comienzan un nuevo pueblo en busca de nuevas cédulas.

(Fernando Picó. Cayeyanos: Familias y Solidaridades en la Historia de Cayey. Rio Piedras, PR: Ediciones Huracán, 2007)

Piratería, Contrabando, Limpieza de Sangre Durante la Colonización Española en la Psique Puertorriqueña: Apuntes



"Alejandro O’Reilly le informa..... [los pobladores de Puerto Rico] truecan con los extranjeros, ..... alguna cosilla más, con lo que les estimula la saca que hacen los estrangeros [sic] de sus frutos y la emulación en que los van poniendo con los listados, bretañas, pañuelos, olanes, sombreros, y otros varios géneros que introducen, de modo que este trato ilícito que en las demás partes de América es tan perjudicial a los intereses del Rey y del comercio de España ha sido aquí útil. A él debe el Rey el aumento de frutos que hay en la Isla, y los vasallos aunque muy pobres y desidiosos, están más dedicados al trabajo de lo que estarían, y es muy fácil al rey el cortar el comercio ilícito de esta Isla siempre que lo quiera."


See more at: http://www.80grados.net/la-noche-oscura-de-los-piratas/#sthash.SwmOnPES.dpuf

Emparentados con el pirata Cofresí y herederos del dinero ganado al margen de la Corona y sus edictos, la misma familia cuyos descendientes son los Ramírez de Arellano contemporáneos, tuvo que demostrar su pureza de sangre.


"Más admirará esto cuando se sepa que hay en esta isla, 39,846 personas libres y 5,037 esclavos; que es muy templado el calor; muy sano el temperamento, y tan favorable a los Europeos como a los naturales; que está bañada de muchos ríos caudalosos, que abundan en buen pescado; que en las sierras nunca faltan aguas; que en las llanuras hay bellísimas vegas, que de maíz, arroz, tabaco y los demás frutos, dá dos y hasta tres cosechas al año, que se puede regular que todo lo que siembra dá ochenta por uno; que las cañas de azúcar, son las más gruesas, altas, jugosas y dulces de América; que el algodón, añil, café, pimienta de tabasco, cacao, nuez moscada y vainilla se dá de buena calidad; que se atribuye la inferior calidad del tabaco a la codicia de los cosecheros en cogerlo antes de estar en sazón para que tenga más jugo y peso; a excepción de este fruto, del café y cañas de azúcar, los demás se hallan silvestres en los montes. El palo de mora, muy buscado por los extrangeros para sus tintes amarillos, es muy abundante, como así mismo el guayacán, que es madera muy fuerte para motones, y del que se sirven para varios muebles, y tisanas antigálicas. Los holandeses e ingleses sacan anualmente considerable porción de uno y otro; pasa de 43,000 pesos lo que importa. Se halla en la isla grande abundancia de excelentes maderas para edificios, ingenios, construcción de pequeñas embarcaciones de comercio y carbón. He visto en las inmediaciones de Guayama, salitre. Hay salinas suficientes para el consumo; infinitas yerbas, raíces y gomas medicinales, que podrían formar considerable renglón de comercio."


https://historiapr.wordpress.com/2009/06/11/documento-y-comentario-memoria-de-d-alexandro-oreilly/


"...aparecen un Antonio Ramírez de Arellano (n. 1653) y un Remigio Ramírez de Arellano (muerto en 1766) que recientemente una investigadora logró establecer que son padre e hijo. También se hace interesante el hecho de que esta investigadora se topara con documentos que establecen largas relaciones de 'LIMPIEZA DE SANGRE' (pureza racial) a lo que añade que, 'cuando los quise leer nuevamente hace varios años atrás ya no los pude encontrar', haciendo alusión a que los habían desaparecido. Y concluye que, 'creo que es posible que esta Limpieza particular no necesariamente haya sido perdida por las termitas y el tiempo, pero puede estar en manos de un archivista carroñero'.


Ahora bien, la parte que no aparece por ningún lado del Archivo de donde tomo esta información es más interesante. La novia que tenía que mostrar que era blanca y descendiente de una familia de buena posición social en San Germán fue doña María Nicomedas Ramírez de Arellano y Ramírez de Arellano. Nació en San Germán el 15 de septiembre de 1800. Los padres de María Nicomedas fueron don Joaquín (Calixto) Ramírez de Arellano y doña María Concepción Ramírez de Arellano, que eran primos terceros y se habían casado en San Germán el 8 de febrero de 1792.


Por otra parte, Roberto Cofresí (el pirata) nació el 12 de junio (y bautizado el 27 de junio) de 1791 en el poblado de Cabo Rojo. Su progenitor fue Franz von Kupferschein (llamado Francisco Cofresí), un alemán nacido en Trieste, quien procreó cuatro hijos: Juana, Juan Francisco, Ignacio y Roberto. Su madre lo fue María Germana Ramírez de Arellano. Por parte de Juana no se continuó el apellido Cofresí y por parte de Roberto (el pirata) tampoco, pues perdió su único hijo cuando cumplía cuatro meses de nacido. Sólo quedaron Juan Francisco e Ignacio para continuar el apellido Cofresí pero me sospecho que habrían de usar el apellido de la madre para no complicarse la vida."


http://aventispr.blogspot.com/2012/08/rosario-ferre-los-ramirez-de-arellano-y.html

Tuesday, May 17, 2016

TAXONOMÍA DE CUATRO AMANTES

Caminé con el segundo
De epistemólogo
Descifré las huellas.

Del prinero buscaba
poseerlo todo
cual ave de rapiña
Cómo agarras su presa.

Amante número tres
Caminé sus pasos
En dirección contraria.

Nunca llegaste, número cuatro
Busqué verte en el primero.

Monday, May 16, 2016

Montevideo a Punta - La versión de un bolero en voz de la Tallado: 20. Claudicar

-¡Qué falta tú me haces! Gilberto y Lucecita me obligaron a pedir perdón. En algo te he faltado. Mentí. El Porsche no era mío. Era de mi padre. Tenía que pretender. No sé, no estaba seguro. Rolandito justificó mi mentira con un "tenía que ser así".  Luego, tuve que reconocer que su justificación no era suficiente razón para aliviar mi remordimiento, para olvidar la falta que me haces.

Un bolero, un interprete: Rolandito Laserie sirve de enlace, de trampolín existencial, entre su bolero y otros, tejiendo un tapiz sensorial, un engranaje que narra la vida de los compositores, autores y amantes telledianos; le dan coherencia a la rebuscada y nada lineal historia de un amor, los amantes.

Sin esperarlo, son las voces de Gilberto Monroig y Lucecita Benitez las que cambian el relato,  acurrucan al amante confundido, lo consuelan.

Inmediatamente después del "tenía que ser así", Lucecita y Gilberto comenzaron a llevarlo por el camino de vuelta, a que reflexionara, recapacitara, tratase de nuevo, completara un ciclo.

- No pongas condiciones -: Lucecita y Gilberto.

Fue la voz de Lucecita la que primero trató de cambiar el ritmo de la historia, apelando a la pena y a la tristeza del amante. Él no hizo caso hasta que oye a Gilberto. Es cuando este último entra en escena, con la misma preocupación, pero con un mensaje menos lírico, una angustia distinta, un estar confundido cuando estaban tan tranquilos, que el amante, ¿el escritor?, acepta, se rinde, tiene que claudicar.

Si Lucecita parece estar casi resignada, Gilberto acepta su derrota, "mi orgullo me venció".

- Me mentiste, me engañaste. "Juré jamas mirarte, tal vez odiarte, cobrar bien caro lo que juzgo fue traición".
- Yo quiero que tú vuelvas. "¡Qué falta tú me haces!".

TITO RODRÍGUEZ, ROBERTO YANEZ, TÙ Y YO

Bailamos toda la noche
Tito no baila
“Ya son las doce y no llega”
El espacio colmado de aire
Nos acompañaban tres botellas
Tu vino favorito
Quedan dos
“Me hará lo mismo que ayer”
Un disco nuevo, compacto
El de vinil se fue contigo
“Cariño no sufras tanto”
Imposible con Tito de terapeuta
“Que estoy aquí”, el aire
Queda una botella
Roberto Yanez interrumpe,
“Son tus cartas mi esperanza”
Tito lo regaña
“Te hará lo mismo que ayer”
Queda una botella.
Bailamos los dos boleros
En espacios con aires distintos.

(NY-Frankfurt, 1980, de la colección Roland Barthes y Tito Rodríguez en Dúo) 

EL POLVO (Néstor Perlongher)

En esta encantadora soledad
-oh claro, estabas sola!-
en esta enhiesta, insoportable inercia
es ella, es él, siempre de a uno, lo que esplende
ella, su vaporosa mansedumbre o vestido
él, su manera de tajear los sábados, la mucilaginosa telilla de los sábados
la pared de los patios rayada por los haces de una luz encendida a deshora
ceniciento el terror, ya maculado, untuoso en esas buscas a través de los charcos los chancros repetidos, esos rastreos del pavor por las mesetas del hechizo
rápidamente roto
esos destrozos recurrentes de un espejo en la cabeza de otro espejo
o esos diálogos:
“Ya no seré la última marica de tu vida”, dice él
que dice ella, o dice ella, o él
que hubiera dicho ella, o si él le hubiera dicho:
“Seré tu último chongo” -y ese sábado
espeso como masacre de tulipanes, lácteo
como la leche de él sobre la boca de ella, o de los senos
de ella sobre los vellos de su ano, o un dedo en la garganta
su concha multicolor hecha pedazos en donde vuelcan los carreros residuos
de una penetración: la de los penes truncos, puntos, juncos,
la de los penes juntos en su hondura - oh perdido acabar
albur derrame el de ella, el de él, el de ellaél o élella
con sus trepidaciones nauseabundas y su increíble gusto por la asquerosidad
su coprofagia

Ella depositaba junto al pubis cofres de oro amarillo, joyas de los piratas
fruto de sus deposiciones y repuestos
y él era su manera de uncirse los zafiros y calzarse los aros en su verga
aquella corva y justa, espamentosa, cuya prestancia enrula las praderas de piel, el infinito poro
oh erupciones de un huracán canalizado, como rayos miméticos
o eructos de una empolvada saciedad
                                            Su maquillaje
eran los bultos que en los días de feria exhiben los gitanos
halándolos desde las carpas de las tribus;
                                   su sombra de los párpados
eran esas ojeras tormentosas de las noches de fiesta tropicales
y cuando, tras sus fornicaciones simultáneas, sus rítmicos jaleos y sus exhalaciones de almidón y sus pedos, sus dulcísimos pedos
desleída la aurora en la polvera, nada
ni nadie pasa.

(NÉSTOR PERLONGHER. Austria-Hungría. Buenos Aires, Tierra Baldía, 1980)

CCNY: EDUCACIÓN CONTROLADA EN EL WORKSHOP CENTER FOR OPEN EDUCATION

Los estudiantes del muy reconocido profesor de pedagogía y ciencias tenían que, como primera actividad en su clase, pasear por el salón, el ambiente rico en recursos y posibilidades, observar, compartir ideas, y luego, escribir una hipótesis, discutirla, y analizar las posibilidades de continuar investigando lo propuesto, los valores intrínsecos del "constructo" científico, sus fundamentos, y cómo pulirlo, o cambiarlo.

Una vez terminada la cuarta sesión, dedicada a esta discusión y preparación, los estudiantes comenzaban su muy programada investigación. Este enfoque pedagógico, dedicado al manejo de conceptos tales como "hipótesis, métodos, conclusiones", y al inicio de los estudiantes en el estudio de algunos conocimientos científicos, tenía algo que no cuadraba con la institución, ya que, usualmente, ese estudio comienza en el séptimo o noveno año de escolarización.
Aunque nunca lo discutieron ni compararon con otros modelos, el que usó el profesor (aprender conceptos, procedimientos y sus aplicaciones) para cubrir el procedimiento cientifico y su ligue con lo que enseñarían en primaria, es un muy citado elemento de lo que hoy es conocido como el modelo de educación clásica greco-romana.

Dado aquel entorno, dedicado a la educación integral-activa en la escuela primaria, si los estudiantes de escuela primaria no discuten hipótesis, ni métodos hasta -de hacerlo-, quizás, su quinto año escolar; si ya ese tema se ha cubierto durante tantos años pre-universitarios, y si esos estudiantes tienen que tomar clases de biología, física y química, ¿por qué este contenido estaba siendo repetido con los estudiantes universitarios que se preparaban para enseñar en primaria. La contestación a estas preguntas incluye:

a. dicha asignatura como tal en pedagogía y educación primaria es un paquete académico-político;

b. muchos de los estudiantes no manejan conceptos y procedimientos científicos que debieron ser aprendidos en su escuela secundaria;
c. el profesor en la universidad no podía enseñar a esos estudiantes sobre el investigar -fuera del saturado modelo científico, y de ponerlos a conocer fenómenos particulares ya cubiertos en años anteriores-, ni podía llevarlos a ver la integración de los saberes, ni tampoco podía explorar cómo esa integración refleja los modos que los estudiantes usan para conceptualizar su mundo, lo estudiado, y cómo los integran y organizan durante sus búsquedas del conocimiento.

En aquel inmenso salón, con su variedad de recursos, recreación de un ambiente escolar rico en materiales, los estudiantes estaban limitados a sus proyectos individuales, que supuestamente los llevaría a aprender a enseñar ciencias a niños de 5 a 9 años. Escribían su hipótesis, llevaban a cabo sus muy sencillas investigaciones y discutían sus resultados. Aprender a cómo aprendemos y aprenden los estudiantes no estaba dentro de los esquemas del profesor, muy preocupado con el control de procedimientos y conceptos, que con las posibilidades que ofrece la investigación con estudiantes de primaria en un entorno que fue diseñado y creado con el propósito de explorar y conocer la pedagogía más allá del trillado modelo científico.

Sunday, May 15, 2016

Helados Chinos en Guayama

"Las estructurans cambian" (Mafalda)

Más de uno, había en Guayama -desde los que apodaban "Chino" hasta los chino-cubanos de los helados tropicales, o los otros con cafetería-, y les fue tan bien que, después del célebre caso del primer jabao que admitieron en el más exclusivo club privado del pueblo (1957) -cuando unos cuantos aristocráticos guayameses de apellidos guionizados renunciaron a su afiliación-, hoy, en dicho club se encuentran chinos criollos, como sus helados: piña, mangó, coco, mamey. 

Saturday, May 14, 2016

Montevideo a Punta - La versión de un bolero en voz de la Tellado: 30. Orgasmos

"Cómo imaginar que la vida sigue igual....."

Repetían, muy tarde en la noche; desveladas las muchas y distintas voces: Roberto Yanés, Tito Rodríguez, nosotros los que nos hemos amado tanto, en ambos polos continentales; una inquietud mitigada, embadurnada, empapada de placer por el suave silbido de las brisas australes en las aguas del Atlántico Sur y los tímidos golpes de los copitos de nieve sobre el cristal del ventanal en el norte.

Una preocupación delirante, un orgasmo, en cuerpos separados por tierras y mares, formulada en forma de preguntas, sueños, deseos de saber, de ruegos, "escríbeme", ganas y miedos, "cómo despertar si tú no estás", conjugados en las voces de Yanés y Tito, y en las nuestras.

"Cómo pretender otra realidad", cómo consolarnos, si falta uno de ustedes o nosotros en Manhattan o en Punta, "si tú no estás", nosotros
; grabados en cartas, vídeos, correos cibernéticos, discos y textos en la tableta electrónica con sus silencios y borrones; "cómo despertar si..." inquietudes alentadas o tranquilizadas por "la esperanza, mis temores o alegrías", subsanadas por las tonterías, las que vivimos juntos en el frío norte, el caliente sur, "nosotros que nos amamos tanto", en un bolero, que hace más falta, que no puede existir sin la "misma vida mía".

-¿Dónde estoy? ¿Dónde? Por favor, digan, respondan, ¿dónde estoy?
- El Porsche, ¿de quién era?

"Cómo imaginar si la vida sigue igual", en las voces de Tito Rodríguez y Roberto Yanés despertaban los temores, traían alegría, aliviaban las inquietudes de los amantes, ¿dos hombres?, los escritores en ambos polos.

"Y aunque sean malas nuevas", escriben, escribes, escríbeme.

Friday, May 13, 2016

The removal, transfer and indoctrination of Puerto Rican Children by the USA Military (a work in progress)

"Juan José Osuna arrived at the Carlisle Indian Industrial School (CIIS) in Carlisle, Pennsylvania at six o'clock on the morning of May 2, 1901. He was fifteen years old, stood four feet six inches in height, and weighed just 80 pounds. Osuna, who would become a noted Puerto Rican educator, wrote of his arrival at Carlisle:

'We looked at the windows of the buildings, and very peculiar-looking faces peered out at us. We had never seen such people before. The buildings seemed full of them. Behold, we had arrived at the Carlisle Indian School! The United States of America, our new rulers, thought that the people of Puerto Rico were Indians; hence they should be sent to an Indian school, and Carlisle happened to be the nearest.[ii]'."

*Pablo Navarro-Rivera[i]. "Acculturation Under Duress: The Puerto Rican Experience at the Carlisle Indian Industrial School 1898-1918".
http://home.epix.net/~landis/navarro.html

¿Cuántos niños y niñas fueron sacados de PR para ser re-educados de acuerdo a los mores protestantes de la gran narrativa estadounidense -"individualism, exceptionalism and manifest destiny"-, inyectados con el orgullo nacional? Y no se salva nadie, desde la izquierda hasta la derecha de los USA . Que "...usa te usa..." , escribió Nicanor Parra.

Thursday, May 12, 2016

Montevideo a Punta -La versión de un bolero en voz de la Tellado: 2. Aturdimientos

"Estoy aturdida....": René Barrios. O un desdoble. ¿Erica en el Showboat?

No hay espera sin substancia; se retuerce por todo el cuerpo. Adquiere un nuevo ritmo frente al teléfono multi-funcional, o frente a cualquier otro artefacto, la tranquiliza un correo electrónico, un mssg.de texto, un bolero.

Fue la Barrios, interpretaba a la Rexach.

Delirante. No escribió durante todo el fin de semana, para luego escribir el domingo tarde en la noche, un mensaje corto, "acabo de llegar de Punta",  con un enlace a un pueblo uruguayo, "donde iremos" cuando esté por allá -, y su gusto por activar celos o ansiedad.

-¿Qué hago aquí? ¿El Porsche? ¿Destruido?

Juegos. El relato, filtrado por el buen gusto y las técnicas bolerístico-narrativas telledianas,  se conjuga en lo lúdico, el romance, los celos; la ansiedad hecha placer, causados por la espera. Aturden, desploman.

Y de lejos, "pero muy lejos", con una tarde de lluvia manzaneriana atenuando el viaje en la nave de la Rexach, sin rumbo, un texto supera la vivencia, recrea lo que "contigo aprendí....", cantado durante y después de resignarse, aceptar que "yo que estaba tan tranquila, disfrutando de esa calma....."......

Wednesday, May 11, 2016

MONTEVIDEO A PUNTA - BOLEROS EN VOZ DE LA TELLADO: 4. SENSACIONES

"Eres sensacional....., y eres angelical" susurrado por la Fabery, "tu vida ya me pertenece a mí. porque en mis sueñoss....".

Temblorosas las manos, las alza hasta el tope de la puerta y rasga la madera, cae de rodillas, grita: "-hijo de puta, hijo de puta-", en descenso, un llanto, un murmullo, repetido una y otra vez: "-hijo de puta-".

Llora desconsoladamente y dice con voz desesperada, silabea, llena de resignación: "-hi jo de pu ta!"' ; grita: "-hijodeputaaaaaaa!-".

Para de leer el guión y corre hasta la tableta para chequear sus correos electrónicos, salta a enlaces, regresa y contesta el mensaje que le sirve de aliento, ahogo, razón para explicar a alguien más por qué no puede estar sin su gadgets.

Un mensaje solamente fue suficiente golpe para abrirle la respiración, controlada durante la sofocante espera. Con el enlace que lo lleva a las fotos y vídeos del apartamento que está comprando  -¡y tener que dejar la pintoresca y diversa Ciudad Vieja para cambiarla por el homogéneo Centro! -, el estado de ánimo se mueve del espacio que ocupa la ansiedad a los planos donde se es guiado por la razón.

- ¿Qué quieres?
- ¿Por qué me hablas así?
- ¿Qué tú crees?
- ¿Cuándo comenzaste a usar el tú?
- ¡Qué importa!
- Importa sí
- ¿Nos vamos?
- Sí, vámonos.

La luz de la calurosa tarde del febrero austral alumbra la habitación color blanco estéril; delata con las sombras el impresionante y cargado mundo de tubos y equipos que maquillan con sus brillos y líquidos la pálida cara de la que pasó su vida detrás de una telenovela, novelita romántica copiada de una revista de modas y quinceañeros. Los recuerdos se confunden con los sueros de todo tipo que la unen a otras fórmulas. Él aparece y desaparece.

El Porsche, destruido, sin memoria de la noche de anoche.

Tuesday, May 10, 2016

EL SUR DE PUERTO RICO (apuntes para su historia)

“El sur tiene su historia particular. Fue el eje económico y cultural del país a finales del siglo XIX y principios del XX”, señala la profesora Noemí Rivera, coordinadora del simposio. “Entraremos al sur por la puerta ancha, Ponce, y de ella partiremos a conocer el resto del país”.

"La migración de canarios y corsos, así como de franceses y habitantes de las otras Antillas ayudó a formar una población con características propias dentro del contexto nacional, añade el profesor Luis Caldera".

(... y cómo. si no sabe, comience con Luis Palés Matos, Rosario Ferré, Ana Lydia Vega -la peor informada, pero algo de valor incluye en su libro sobre el sur-, Mayra Santos Febres y su libro sobre Isabel la Negra, Luis Negrón y algunos de sus cuentos, Fernando Picó y su libro sobre Cayey, la economía campesina y su relación con la costa sur, y Rodríguez y Figueroa sobre el consulado de los EEUU en Guayama durante el régimen español, y muchos otros escritos por guayameses y sus familias: Porrata Doria, Méndez Ortiz, Sued, Vázquez García, y mi blog, a veces. No se olviden de leer sobre Roberto Cofresí y Ramírez de Arellano.)

- See more at: http://elpostantillano.net/cultura/17370-2016-05-09-13-21-39.html#sthash.QwTth71D.dpuf

http://elpostantillano.net/cultura/17370-2016-05-09-13-21-39.html



Sent from my iPad

Sunday, May 8, 2016

MILAGROS Y SUEÑOS EN LISBOA, 1994

Estaba muy mal, mostraba síntomas de demencia causada por unos de los llamados virus oportunistas, los que se aprovechan de la destrucción que el VIH comienza. Ya sufría del SIDA. Enclenque, no se parecía al Gunter sólido, de pecho ancho, y cuerpo fibroso; el muchacho criado en la finca en el norte de Alemania. La enfermedad se notaba a leguas.

Fue mi último verano junto a él, y porque soy creyente en fuerzas más poderosas que me han marcado y guiado (me infecté con el VIH hace más de 30 años y fuera de la homeopatía y el canabis medicinal, no he sido tratado con medicinas "inventadas" en laboratorios), y porque creo en los milagros, esos fenómenos inexplicables que algunos insisten en tratar de comprobar su veracidad, usando modelos terrenales, llevé a Gūnter a Portugal; en particular, a Lisboa y Fátima.

Fuimos durante el día a Fátima, paseamos por el Santuario y por la aldea. Regresamos a Lisboa, y esa noche Gūnter soñó que se moría, y cómo moría. Hacía diez años que yo había soñado con su muerte, y con algunos elementos vinculados a su muerte. En lisboa los sueños se encontraron. Regresamos a Alemania. Regresé a Nueva York. Tres meses más tarde murió. En Lisboa el sueño completó un cíclo. El milagro fue haberlo conocido.

TOUR DE BRUSELAS, 1971

Verano: El frío en Bruselas me llegaba hasta los huesos. Antes de volver a la universidad, esperaba pasar un verano de grand tour europeo, a lo chica ingenua americana (Audrey Herpburn, here I come) y no aquel otoño en junio: gris, completamente gris. La zona de la ciudad donde estaba el hotel, un crucigrama de concreto,  reflejada en el espejo del cuarto, contorneada mi imagen y la de la telaraña en la esquina de la habitación: foto de feria, una obra futurista abandonada a la suerte.  Dejé los cafés de Amsterdam para venir a este noveau trasnochado. Salgo a pasear.

Flirteo: La gran plaza contenía las miradas de los turistas. Con la caída de la noche cobraba su función primordial: divertirlos. Todos se movían al unísono, acompañaban el juego de luces que alumbraban los detalles de sus edificios. Entre los miles de espectadores se encontraban algunos que giraban sus miradas, de las paredes alumbradas por los juegos de luces a otros espectadores, y otros, y otros, y otros; reciprocaban, se reconocían, tasaban. 

Mareo: Una vez en la plaza, mi cabeza empezó a dar vueltas, a reconocerme en alguien, enfoco en él, en otro, no, otro, vueltas, miradas, cambio la vista a las luces, el otro, del norte de la plaza al sur de la plaza, al oeste de la plaza, al este de la plaza: un ballet en cuatro por cuatro, al cuadrado.

Semestre académico: En un pupitre doy vueltas por esta plaza, otras plazas. Junto al profesor, en Nueva York, de vuelta, doy vueltas. Paseos, palabras, gestos, se juntan todas las plazas. Me levanto, dejo la clase.

EMAILS EQUIVOCADOS

ding.. no, no es él, un anuncio
ding.. plis, la Luis Guayas de nuevo
ding.. noooooo, qué desilusión, no es él
ding.. qué mucho spam, y de él no sé nada
ding.. me devolvieron el emai... me bloqueó.


Sent from my iPad

HILLARY CLINTON, BARACK OBAMA Y PUERTO RICO (And Trump)

"....lo ha dicho incluso Hillary Clinton--pueden 'regalarnos' o vendernos a cualquier otro país si así lo desean."

Saturday, May 7, 2016

Bolerísticos (de mi colección La Vía Agria, 2007)

Acuérdate de Acapulco
¿De qué Acapulco?
Si nunca me llevaste
A ningún sitio.

Sus lágrimas negras
Yo las vi pasar
Vi gente correr
Yo oía boleros. 

No me platiques más.

Ódiame por piedad
Yo te lo pido 
No me platique más.

Basta basta.

Todos dicen que 
Que es mentira
Que te quiero
Y tienen razón

Friday, May 6, 2016

MIGUEL ÁNGEL YUMET, MARUCA Y PUSUCA

Maruca y Pusuca. Una de mis fidedignas y confiables fuentes de información, estudiante setentón de crónicas sociales, hombre de buen gusto y músico consumado, me dijo que Maruca y Pusuca eran los nombres que el cronista social del desaparecido periódico El Imparcial, Miguel Ángel Yumet, usaba en sus columnas, "Lentejuelas", para referirse a dos hombres gais que caculeaban entre lo mejor de la “haute” sociedad en la muy provinciana ciudad de San Juan, Puerto Rico hacia mediados y finales de los cincuenta y principios de los sesentas.

Maruca y Pusuca, no dudo, estaban en cuanta actividad de cierta clase, of course, se daba en el San Juan de carnavales para blanquitos – el Ponce de León, y carnavales para cocolos, el de los Artesanos; el de los bailes en grandes salas en transición a las marquesinas. Era el fin de una época.

Llegaron los nuevos ricos, las nuevas clases medias, los malls, los veteranos de Corea y Vietnam, los niuyoricans, los cubanos con sus cadenas de oro de 18 quilates; los jóvenes pudientes dejaron de ir a Europa a estudiar para moverse por los iv leagues americanos y por otras instituciones no muy iv; las urbanizaciones reemplazaron a los pueblos, nadie que fuese who’s who iba de compras a la de Diego en Rio Piedras y Lucecita dejó de plancharse el pelo para mostrar el primer afro boricua.

Todo ese nuevo mundo en el Nuevo Mundo llegó poco a poco, caló lentamente en la consciencia colectivizada, incluyendo el petite ambiance en que vive la Café Society de San Juan y pueblos limítrofes-, y las andanzas de Maruca y Pusuca son parte de ese puente histórico. Transgredieron en la high society y Yumet lo documentó y publicó.

Por tesón e historia, hoy  no hay que que esconderse detrás  de alias tan sugestivos como Maruca y Pusuca; sin negar que haya algun@ que otr@ de ellas por ahí.

Si saben algo de ell@s, escriban.


Thursday, May 5, 2016

LA BREVE HISTORIA DEL SUR, DESDE GUAYAMA

1. Comienza con los piratas que usaban las costas cerca de la imponente bahía de Jobos para anclar y comercializar sus "apropiaciones".....,

2. y continúa con sus descendientes, quienes abandonan la piratería y desarrollan la industria azucarera, los cañaverales, las centrales, el fortalecimiento de la esclavitud, y la creación de una pequeña burguesía mulata y blanca, empleados de la nueva industria y de todo el comercio que ésta generaba, y la formación de un proletariado compuesto por jíbaros que dejaban sus fincas en los cerros para ganar más dinero en la costa, mudándose a los nuevos caseríos que bordeaban el muy planificado y elegante pueblo. El que una vez fue el pueblo más rico de Puerto Rico: sus hermosas casas, plaza, iglesia, teatros, elegantes edificios comerciales lo confirman.

3. También confirman hacia donde se mueve el pueblo: casas deterioradas, crimen crónico, nuevos pequeño-burgueses en pose de estatus privilegiado, con sus pelos planchados y caras blanqueadas por Mirta de Perales, pasean una reproducción de la división decimonónica de clases. Los metafóricos "duques de la mermelada", tan caricaturizados por Palés Matos, van de brazos con los otros personajes palesianos, "condes de la limonada", culimpadeando por el mall, mientras la calle antillana está desierta, abandonada.

Wednesday, May 4, 2016

EULALIA DE GUAYAMA (YAYITA)

No fue Eulalia la prima de doña Obdulia, la alcaldesa; fue otra la que subió los escalones del templo; a la que los vientos secos, cargados de calor le movían su falda blanca, empujaban su blusa blanca, retorcįan su turbante blanco en camino a cantar y bailar, entrar en trance para honrar los espíritus de los muertos, juntarlos con los espíritus de los vivos, y hablar con todos y a través de ellos, y ellos a través de la muy respetada mediunidad: africanos como Oshún y Yemayá; arawakos como Atabei, Yukiyú y Otoiao; españoles buscando a sus parientes y criollos que bajaban solo por pura novelería, como el de don Jacinto que no dejaba de aparecer todos los domingos por el templo espiritista de la calle Barcelona donde Eulalia presidía la mesa, y una vez entraba en el poder y con el poder por dentro y por fuera, unos tras otros caían enrededados en uno o más espiritus; ocupaban el templo completo, el segundo piso de la casa de concreto en la calle antes mencionada; brincaban, revolcaban, caían de espaldas, tumbaban sillas y floreros, cambiaban el metal de voz, roncas, con babas de su bocas; una repetía: "Jacinto, vete de aquí. Este no es tu sitio"; y parece que Jacinto no hacía caso ya que regresaba todos los domingos donde Eulalia en su templo. A Eulalia la conocían como Yayita.


(Sincretismo: al igual que ocurre con el catolicismo, o la brujería, o los ritos animistas de origen africano o arawako, el espiritismo en Guayama integraba otras tradiciones religiosas y espirituales.)

Monday, May 2, 2016

AMOR DE VUELTA

Sabias las huellas
Son. Al revés
Evidencian  cada paso
Cada cicatriz
Por largos caminos
Las huellas opuestas
El amor trazan
El que vino luego de la ida
El camino. Al revés.

DOS HOMBRES HACEN UNO

En el tiempo-espacio de los sueños
cada hombre encuentra el deseo
eyacula junto a su otro hombre.

El sueño empapa la piel 
Desorienta la sábana. Moja
Un respiro. Una resignación
Salir del estupor. La toalla.

CARTAS DESDE JÁJOME HEIGHTS

Querida Beba:

Muero por verte y contarte en persona. Todo ocurrió de forma inesperada, no porque no estuviese al tanto de lo que estaba pasando, es que acababa de leer Crónica de Una Muerte Anunciada y prefería no hacerle caso a mis presentimientos. Mas no te vas a quedar con los deseos en el aire, en algún momento cuando salga de todos los compromisos que tengo, te cuento. Almorzamos un brunch al estilo niuyorkino, ciudad por donde estuvo  Lola Pons en su viaje con sabes quién, y de donde me escribió un mail, pidiéndome que no le dijese nada a su mamá sobre su nueva compañía, of course.  No sé porque le tiene tanto miedo a doña Mayu, después te cuento. Que si tenía tiempo que la visitara, a la mamá. No, no a la Lola, la trans no piensa regresar. Así lo hice, al otro día.

La doña Mayu sigue igual de avergonzada de todo y sobre todo en su antiguo apartamento de Miramar, leyendo Vanidades y dándole órdenes a la sirvienta. Cuando salimos, después de pasar allí unos minutos, Maxi Narváez y yo nos moríamos de la risa, recordando  a doña Mayu, toda nerviosa frente a la nueva criada de la vecina, una señora bastante obscurito: la sirvienta, por supuesto. La vecina es súper blanca, descendiente de catalanes, y ya sabes lo racistas que son. Pues claro, los vecinos.

La sirvienta le hablaba de tú a tú a doña  Mayu. Es que, pues la darkie, dahlin, procede de una de las islas donde todo el mundo tutea a todo el mundo. De quedar anonadada, si eres doña Mayu. La trigueñita, ni corta ni perezosa, cuando entró por la puerta se puso a elogiarle los Lladró, y en ningún momento pareció que le preocuparan los gestos y expresiones faciales de incomodidad de la madre de la Pons.

Nena, el país cada día ennegrece más y no es por culpa de los nuevos inmigrantes, aunque gente como doña Mayu juran que son estos los que obscurecen los centros comerciales y restaurantes.  Cuentan las malas lenguas que ciertos grupos siniestros andan organizando no sé qué represalias contra quien los contrate.  Nos quedaremos sin servicios, los pobres aquí no trabajan y con nosotros que no cuenten para limpiar calles y casas. Muerte al pluralismo es su consigna. C’est la vie.


¿Qué  sabes de Pepita Alers? La última vez que la vi, las prozac no la dejaban pensar. Tampoco podemos concluir que ella hubiese tenido mucha materia gris. Me dijo la Santi Santisteban que a la Pepita la han hospitalizado dos veces; dos veces, no una, dos. La llevaron en ambulancia y acompañada por todos los ruidos habidos y por haber, a psiquiatría municipal.

De no creerse,  ¡desclasé!, siquiatría municipal. La Santis, a quien también le hace falta psiquiatría municipal, desglosó cada una de las pérdidas de la Alers: desde el marido foráneo, bueno no es foráneo en el sentido estricto de la palabra, los gringos en este país ni son y son, hasta la casita de playa perdió. Le queda el apartamento de Hato Rey, donde ella vive ahora.  Sí, el pisito que usaba como pied a terre.

Según la Santis de todas nosotras, para empezar el cuento del desplome, nos contó que la Alers vestía un traje copiado de uno que vende Mayita’s Boutique en la de Diego; luego, no pudo levantarse de la mesa en un almuerzo que tuvieron todas ellas, y al cual no me invitaron, y ellas, sus amigas, optaron por llamar a la ambulancia municipal. La pobre ni seguro médico tiene. No pudo levantarse por la mezcla de pastillas y champán que había ingerido.

Champán argentino. ¡Ok! ¿Te lo imaginas? Champán  argentino, el presupuesto obliga y degrada. Hablando de argentinos, llegan por montones, al menos son blancos y según cuentan, muy buenos en la cama. Cuatro de nuestras más preciadas amigas solteronas juran sobre lo antes dicho, incluyendo a la Pepita Alers, a quien el marido la dejó, por otro, my dear, no otra, así como lo oyes, otro, masculino.

Está muy de moda lo de cambiar de ruta en la cama y la pobre Pepita lo tuvo que vivir en carne propia. Perderlos es siempre difícil, no sabes cómo lo viví. ¡Horrores! Perderlos por otro hombre, horror, horror, horror. Dicen que con quien se fue el marido gringo de la Pepita es también argentino. Se multiplican por sí mismos.

A mí los argentinos ni que se me acerquen, con esas voces chillonas y esa manía de dar discursos me ponen los nervios de punta. ¡Cómo hablan los cretinos! A la Pepita la castigaron dos veces: un argentino se le quedó con lo poco que tenía y el marido la dejó por otro. Al lado de todo lo que ella ha vivido, lo mío es casi sacrificio cristiano.

La Pepita se enteró por boca de su peluquero.  Si quieres saber lo que pasa en ciertos círculos de  la isla, lo único que tienes que hacer es arreglarte el pelo con el peluquero de Pepita. Ex peluquero. Con lo insoportable y avaro que es, dudo que le vaya a arreglar el pelo. Si no paga, ¿gratis?, sorry, my dear.

Pobre Pepita, sin dinero, sin marido y sin peluquero. En un bar gay del Viejo San Juan se encontró el peluquero, ex peluquero, con el súper macho ex marido de Pepita, de lo más acaramelado con un argentino más.  Mártir parezco ante tanta falta de moral.

Que te peguen cuernos y que luego te los peguen con un hombre es de perder todo lo que le queda a una de autoestima, y  a las mujeres  el yo seguro no nos viene gratis. No es que sea feminista ni cosa que se parezca. Me gustan demasiado los hombres para ser feminista.

Es que de lo poco que he leído sobre el tema junto a los años de terapia concluí que el problema mayor que tenemos las mujeres es la falta de estar cómodas con nosotras mismas. Por todo pedimos perdón, por todos andamos de mártires, por nada no volvemos un ocho, y por nada, quedamos desahuciadas.

Pobre Pepita, en un hospital municipal, sin seguro médico, sin marido y sin peluquero.  Y sin amante argentino. Lo peor del caso sería que fuese el mismo con quien se fue su marido. Por eso conmigo los extranjeros nada de nada, yo consumo lo que mi tierra produce, siempre y cuando sean blancos y de ojos claros. De esos te cuento luego.

Con  la  Narváez ando de socia, negocios; ni por escrito te puedo dar información. No es que sea nada ilegal, es que como está el servicio de correo en estos días una no puede arriesgarse a que le roben las ideas o que le tergiversen sus proyectos.

Estoy casi segura que ya te habrás enterado de lo que le pasó a la  Pepita. Por ser tan confiada, terminó de testigo en un juicio donde tuvo que testificar en contra de uno de sus socios, a quien había conocido en una fiesta que su marido, ex marido, me corrijo, auspiciaba en honor a un señor que estaba dispuesto a invertir dinero en su negocio de importación de maderas centroamericanas. Aquí no se pueden talar árboles, pero todo el mundo quiere tener pisos de caoba o, por lo menos, imitación a caoba.

Las maderas venían repletas, rellenas, de todo menos de lo que deben tener por dentro. Perdona si no sé cómo se llama lo que las maderas tienen por dentro, nunca me interesó ese mundo, a menos que sea para decorar.  Pepita perdió sus negocios, el socio desapreció antes de que lo sentenciaran, y el marido, como ya te dije, se fue con un argentino, que puede ser el mismo amante argentino que la abandonó sin fu ni fa.

Peor que te dejen por un argentino, es encontrar un certificado de nacimiento con un nombre de un padre distinto al del que te crió como hija, y quien pensabas era tu padre natural.  Quizás esta situación no es tan devastadora si naces en un caserío o en una barriada de negros, allí nadie tiene hijos legales y todos se acuestan con todos. Pero, en una urbanización de familias bien, católicas, apostólicas y romanas, es marcarte para el resto de tus días. Marcarte como adoptada o bastarda, ¡Dios nos coja confesados!

De ahí surge el colapso nervioso de Pepita Alers. Perdió sus negocios, perdió su marido, y cuando fue a reclamarle el hecho de que éste la dejó por un argentino, con la amenaza de que lo iba a delatar públicamente, el gringo le mostró la copia del certificado de nacimiento, y muy clarito, el certificado establecía que el padre de Pepita era argentino. Colapsa cualquiera.

Besos,
Lulú

----------------------------------------------

Lulú, darlin:

Aunque dirigiste tu carta a todas nosotras, te contesto solo a tí. Que hay hermanas sororas y hay sororas que no no son tan hermanas; y otras que viven en la luna de Valencia o piensan que tener un chalet en los heights de Jájome es llegar a la cima. Esas que viven de cóctel en cóctel. We all know who they are, don't we?

Ni estando loca me coges vendiendo ropa de hippies tardíos. Eso es lo que parecen todas esas mujeres enchancletadas, con faldas y blusas que bordean en lo neo-gítano. Además, no podemos ser ingenuas. Si nos vinculan con ese mundo, los grupos a los que pertenece -¿sabes quièn?- cierto conocido nuestro, al patíbulo nos llevan por venderle y vestir a las que siempre marchan a favor y en favor de todo lo que sea distinto y contrario. ¡Uy!

No, no pienso vender ropas y menos a esa partida de trabajadoras sociales y maestras "concienzadas". Ni que el resto de las mujeres fuésemos globos rellenos de aire. ¡Concienzadas! Si oigo esa palabrita de nuevo, me voy con la Beba a unos de sus ashrams.

Al "sabes quién", "who shall remain nameless", lo vieron salir de la casa de una reverenda, y no por ser protestante devoto. Ella, la reverenda árbol de navidad -¡por Dios!, que no se acaba de enterar, que uno a las doce del mediodhía no se viste como si fuese una quincalla ambulante-, tiene que estar muy al tanto sobre quién es el susodicho, qué hace y cuáles son los túneles obscuros por los que anda el tipito ese.

Bueno no me queda más remedio, te digo quiés es el sabes quién: el Mr. Smith de la Pepita Alers. El muy tortuoso gringo estaba de visita en el chalet campestre de la reverenda; y él, bobo no es. El Smithie, al igual que muchos por aquí, conoce cuál es la agenda de la reverenda. La muy enjoyada, vestida a lo vitrina de Sterns, enredada en sus estolas, estolas y estolas, se da sus paseítos en primera clase por "decision making centers" en DC. Su "retreat" en Jájome Heights es un nido de brujas y serpientes. Seguiremos informando.

¿Cuándo regresas de la Big Apple?

Pensándolo bien, en vez de ropas neo gitanas, ya que las apostoladas sí que se multiplican, ¿por qué no abrimos una empresa que entrene a las reverendas árboles de navidad en asuntos del buen vestir, y el cómo combinar el color de pelo y el de la tez? Deben haber más reverendas rubias en Puerto Rico que en cualquier ciudad sueca.

luv u,
Maxi Narváez

---------------------------------------------

Mon amour, Lulú:

Mua, mua, mua, besos en cada cachete.

Desvanecida quedo cada vez que recibo tus cartas. Estaba en Miami cuando me escribiste desde Jájome Heights.

Te mueves como ave sin rumbo, y ahora te contesto a esa dirección en NoSoHo. No solo somos nómadas geográficas, por asuntos de cultura y procedencia de clase, ambulamos existencialmente, a lo Kundera o la Duras; y lo comprueba el que estés pasando la primavera en el barrio de moda de Manhattan.

Por cierto, antes de que se me olvide: te perdiste el festival gourmet en SoFa. Sí, así como lo oyes, bien manhattaniano, SoFa: South of Fortaleza, la zona de San Juan que antes era  conocida como La Marina. SoFa, tres chic.

Lo que me intriga es que no te estés viendo con la Lola Pons, o Lolo como quiere que la, me corrijo, a él, él, él lo conozcan ahora. De Lola Pons a Lolo Pons no hay un largo trecho, aunque transformarse no es fácil nunca, y te lo digo yo, que entre las plásticas en Miami, los estiramientos de la piel en Río, y los retiros espirituales con mi yogui personal en sus Ashrams de Boulder, Saint Moritz y el Yunque vivo en constante trans.

Que no debemos limitarnos a las transformaciones físicas, hay que explorar las espirituales. Nada que ver con las vidas provincianas de las nenas plásticas que nos persiguen para hacerse amigas nuestras, y que, cuando se nos acercan y sonríen casi histéricas, me hacen exclamar un "¡Por favooor!" de peluquero en Plaza San Patricio. Me ponen al borde de un soponcio cada vez que me dicen: "Debemos juntarnos, tenemos tanto en común". Really! Esas graduadas de Nuestra Señora Proletaria de Caparra Heights son unas arribistas atrevidas y están estancadas. No son trans.

Vuelvo y repito, lo que no entiendo es por qué no te reúnes con la ex Lola, hoy Lolo. Levantas sospechas. Me tienes que dar explicaciones. Para eso somos hermanas sororas. Ya sé: te gustan los hombres y que eres mujer en todo el sentido de la palabra, y que andar con una trans trans no es tu pasatiempo favorito. Mas espero, por aquello de la solidaridad entre sororas, que no sea porque el Lolo es ahora gay. Total, ¿qué hay de malo con que la Lola, perdón, el Lolo, sea un trans revertido a quien le siguen gustando los hombres?

Besos,
Beba

Sunday, May 1, 2016

Versiones del bolero Juguetes, citado en la novela-bolero MONTEVIDEO A PUNTA.... 

https://m.youtube.com/watch?v=z_z_Ft7fAM4
https://m.youtube.com/watch?v=cIeCL3zV8h4
https://m.youtube.com/watch?v=dwyvJML44t4
https://m.youtube.com/watch?v=6eIwECXmfK4