Tuesday, February 28, 2017

POR CULPA DE MI MAL GENIO

Ni me di cuenta que aquello iba a terminar tan mal: de pronto, mi genio se peleó conmigo por culpa de  mi mal genio.

BOLERO #40: RESENTIMIENTOS. MONTEVIDEO A PUNTA EN VOZ DE LA TELLADO

Los resentimientos van más allá de lo sentido, del sentimiento; incluyen confrontar, cuestionar, hasta vengarse, sugieren Paquita la del Barrio: "rata de dos patas", y María Marta Serra Lima en su juramento: "la tercera es la vencida". Aunque, el resentido, después de descargar sus furias, airear sus venenos, ventilar sus quejas, puede ser un blandito, sentir remordimiento, dudar, volver donde la "turbia tempestad" de Sylvia Rexach, dar una nueva oportunidad y esperar como Tito Rodríguez: "ya son las doce y no llega"; incluso, cantar junto a Lucecita Benitez: "perdón vida de mi vida".

- ¿Por que? ¿Por que? ¿Por qué?
- ¿Quién más iba en el Porsche?

(un capítulo más de la novela-bolero: Montevideo a Punta en Voz de la Tellado)

Monday, February 27, 2017

SUJETO Y PREDICADO EN CCNY

En el City College of NY profesaba una distinguida y exigente académica de español, reconocida barroquista embarrada, que escribía siguiendo un modelo bien estándar: primero el sujeto y luego el predicado.

LA VENIDA ESCRITA CON EROS

Eros, esa misteriosa energía que es parte de toda la creación, se apoderó de mí mientras escribía los textos que he posteado durante los muy revoltosos y angustiosos meses de agosto y septiembre.

El psique fue pacificado por Eros, convirtiendo la guerra interna, desbocamiento emocional en luz: poesías, relatos, denuncias.

Eros vibraba por todo mi cuerpo, despertó el saber, erizó las membranas, incrementó la respiración, las palpitaciones, sacudió las sensaciones, excitó el deseo de tener un orgasmo, logró que la escritura remplazara al cuerpo del otro. Escribía y me venía.

Sunday, February 26, 2017

TEORÍAS PARA BLOGUEROS: PALIMPSESTO

Palimpsesto

Todo aquí es palimpsesto,
pasión del palimpsesto:

a la deriva,
borrar lo poco hecho,
empezar de la nada,
afirmar la deriva,
mirarse entre la nada acrecentada,
velar lo venenoso,
matar lo saludable,
escribir delirantes historias para náufragos.

Cuidado:
no se pierde sin castigo el pasado,
no se pisa en el aire.
                                         (Ida Vitale)

El poema de Ida Vitale no fue escrito en una tableta. Los circuitos integrados de las nuevas libretas permiten escribir, borrar y dejar rastros.

En los confines de los circuitos integrados se esconden los amores; bañados en silicio, bailan y lloran; andan y saltan; traman si nos han de traicionar, si le contarán a otros los misterios de nuestros cuerpos, cómo besamos; si en verdad, follamos.

En los circuitos integrados de todos los cuerpos, siempre, estaremos.

TEORÍAS PARA BLOGUEROS: GRAMATÓLOGOS Y GRAFITEROS

Para los gramatólogos, los fragmentos del texto y sus límites son criterios importantes que controlan la significación y sus signos.
                                                  Para los grafiteros: 
el contexto es el determinante supremo de lo [qué] dice -si dice donde dice/
(si se dice o no se dice/
dónde/se dice)
SOLO CON EL AMOR

Si algún día te enamoras
Déjalo saber, a mí
Al otro no se lo digas

Si sientes dolor al amar
Al otro, no me importa
Es mío el placer de la gloria.

Si lo que amas no responde
Déjame saber, estoy solo
Y solo contigo estoy.

Saturday, February 25, 2017

DE POETAS Y DE LOCOS

Usted pudo señalar la locura
en la obra de arte,
el poema,
el artista
o escritor
porque revolvieron la suya.
¿A QUÉ LE TIENES MIEDO?

ENDIOSADOS

Fue como la idea del dios, sientes algo; dices que es un dios o un espíritu; están en cada una de tus células, sensaciones; no lo puedes tocar; lloras, imploras, ríes, oras, deseas; no lo puedes ver; crees, hasta que la pérdida de sangre te obliga a reconocer que no era otro dios; era un nosferatu. 

HUELLAS

Cada paso nuevo 
no asegura el prôximo
ni sabiduría, ni fortuna
ha dejado huellas.

Pasivo-agresivo pierde la memoria

No da la cara cuando estimula la violencia sicológica.... .
¿Te acuerdas cuando....? ¿O como Lloréns fuera de Collores, la memoria pierdes?
Debe ser el Prozac o el Xanax que están afectando tus recuerdos.
Al menos, no afectan tus buenos modales, tu diplomacia, tu comportamiento siempre comedido, controlado, como estreñida señora clase media.
Señora señorona.
Qué muchas pastillas tomas para evitar la violencia; la física, porque la sicológica te da mucho placer, satisface tu morbo.
¿Te acuerdas de....?

TUNTÚN DE PATULECOS Y OTRAS ESPECIES

“El que se pica es porque ají come.” (Ñañi la de Yeyita)
“Con cacareo de maraca
      Y sordo gruñido de gongo,
El telón isleño destaca
    Una aristocracia macaca
                  A base de funche y mondongo.” *
Un ex presidente de la universidad tenía fama de, lo acusaban de ser patuleco. No lo señalaban públicamente por ser una loca descarriada, esa que suelta plumas por aquí y por allá. De ser o no ser partido no hablaban. Lo avergonzaban en los foros por dar grandes fiestas donde se servían manjares y vinos exquisitos a muy importantes dignatarios y cocorocos. En pintadas: patuleco. Quienes lo acusaban por ser tremendo miembro de la fauna eran los lìderes de tal o cual organización sindical, política, representantes de las grandes masas populares. Ese pueblo, compuesto por todos y todas, menos los patulecos.
“Calabó y bambú, bambú y calabó”.*
Un sudamericano, procedente de un país andino, es tratado en San Juan con esa cortesía que los puertorriqueños conocen como, “con distancia y categoría”. El joven, miembro de las clases pudientes en su país y acostumbrado a que se le oiga y atienda sin miramientos cuando entra a cualquier oficina, negocio o centro de servicio, no entiende por qué no es recibido por los que él considera como colonizados con la pleitesía que su status se merece.
“El gran cocoroco dice tocotó, la gran cocoroca dice tocotá”.*
Un elegante y bien parecido joven, criado en el seno de una familia al borde del proletariado, progresista y defensor de los derechos civiles, quien también gusta de ser mantenido por hombres maduros, ir a buenos restaurantes, la opera, el ballet y caculear socialmente, es regañado y colocado en un espacio rígido por su nueva pareja: un hombre gay de la tercera edad, perteneciente a los altos círculos sociales y económicos de la isla de los encantos. El porqué del regaño: por saludar y hablar con familiaridad con uno de los camareros en una fonda de San Juan.
“El cerdo en el fango gruñe: pru-pru-prú. El sapo en la charca sueña: cro-cro-cró”.*
*Luis Pales Matos. Tuntún de Pasa y Grifería.

Thursday, February 23, 2017

Babye, Milo, bye

Ay, nene, no sabes lo mucho que gocé
tu despedida, ¡fuera! ¡fuera!
del foro de, bueno, dizque, tus iguales
-pensabas, eran tus iguales-; no lo son.
Pudiste ser su caricatura preferida.
Pudiste ser el Vargas Llosa homo.
Pudiste, hasta llegar a los extremos
-el free speech tiene límites-; sorry dear.
Si te hubieses quedado bestializando
los negros,
si te hubieses quedado marcando
los transexuales, y otros desterrados,
si te pusieses otro tipo de collar, oh dear,
de perlas negras, quizás, quizás, quizás,
hubieses encontrado novio; otro fotuto.
Bye darlin, babye. ¡Qué pachó!, Milo,
¡qué fallo! -perdona mi jerga boricua-,
es que, Milo, darlin, te pareces tanto,
tanto, tanto a los gays nazis que Hitler
-tú tienes que conocer la historia- mató.

(Oye, nene: no creo que leas mi notita, mucho menos cuando solo estará posteada por una semana, lo mismo que duró tu fama; obvio, solo fama, pues poder no tenías).

Babye, Milo, bye.




LA RAZA CÓSMICA: QUE DE ESO NO SE HABLA

"Ese es el peor estado al que puede llegar cualquier manera de discriminación: naturalizarse al punto de ser invisible por quienes la sufren." (Roberto Garcés Marrero. "Por una 'raza cósmica' ". La Diaria, 02/272014)

MUCHO MACHO SIN ABC

¿Cuán hombre?, estudiante. Mucho macho, poco hombre. Rumiaba improperios. Regurgitaba sus furias ante "la loquita partida": su maestro de ABC. ABC.

Wednesday, February 22, 2017

EN SALTO FRENTE AL PANTEÓN DE LORCA

Enroscada por unos vientos de tormenta austral -con ínfulas de trópico-, mi capa sirve de paracaidas  y atrae al guapo gaucho que adora mi acento, suave y dulce personalidad, hasta casi abrazarme. Nos agarramos para no salir volando por encima del Uruguay. Me cuenta, susurros, sobre los amantes furtivos, y dice que Enrique Amorim se mintió a sí mismo, se convenció de que Lorca lo quería.

"Es que Lorca era algo, bastante mentiroso. igualito a .... ": respondí sin poder terminar mi acusación. El gaucho me interrumpe y me ofrece su bombilla para que chupe, tome de su mate, luego desaparece, y yo leo a Regina Derieva:

Toda mi vida

he estado buscando

un ángel.

Pero cuando él se dejó ver

fue para decir:

“Yo no soy ningún ángel”
                                         (Regina Derieva)

Tuesday, February 21, 2017

SUNDAY, MAY 25, 2014


Asesinos y amantes de sapos

En Hawaii los matan, brigadas de asesinos
Con armas químicas, redadas imprevistas
Los acusan de causar disturbios nocturnos.
En Santurce, en el jardín del frente, cantan
Apagan las luces, bostezan, casi dormidos
Los vecinos escuchan sus lindos sapitos.

KAFKA EN MANHATTAN

3:00 a.m.: Desvelado, con la soledad a cuestas, y la vejiga dando órdenes, me levanto de la cama, camino hasta al baño arrastrando mis penas, y lo que nunca había visto antes: un tipo de insecto pequeñitito, estaba cerca del inodoro. El bichito activó mi alegría, me sentí acompañado. Sonreí. Le puse nombre, Pipí, y con voz de nene lo saludé: "Pipíiii, holaaaa". Extendí los últimos fonemas: "iiiiii" y "aaaa". Cuando me oyó, salió disparado por debajo de la puerta. ¡Malagradecido! En verdad que no todo el mundo está listo para ser querido o querer como uno se merece. Meé y volví a la cama. Parece que el rechazo sirvió de algo, pude dormir muy bien.

Monday, February 20, 2017

DOS POETAS DESPOJAN UNA MEMORIA. 12.17.16

CONVERSANDO CON CAVAFIS Y BENEDETTI EN CAMINO A VALPARAISO

El camarote estaba alumbrado por la puesta de sol. A la hora de los rosarios y las vísperas gregorianas llegaba la violencia, el alcoholismo, el terror. Décadas más tarde, Benedetti y Cavafis entraron, despojaron la historia. La luz de la tarde no trajo la explosión, comenzó otra vida. Las memorias eran poesía, dejaron de doler.

EL FAVOR DE ALEJANDRO POR CAVAFIS Y SU ANCIANO LECTOR

Eras Alejandro. Podías perder. Ensalzado, deificado en Delfos. Deseado por Balas, su debilidad. Joven, guapo, guerrero, poderoso, Antioquía era tuya.


Sin imperios ni glorias, el anciano lector, enamorado, pierde un poco, algo queda: su amor, su odio. Con la vejez a cuestas se consuela, se entrega y no pierde, se pierde con el autor y los héroes en el poema.


DOS CIELOS: BENEDETTI. Y TÚ SIN NINGUNO


Los ojos blancos "tiernos y del sur" de los muertos en Dos Cielos, por Benedetti, no son los tuyos en un bar de Santurce, cazando como una rata tras un pedazo de queso, "insomnes en su sábana". La astucia desenfocada, desenfrenada, antes de tu cuerpo partir, mucho antes, te llevó a la muerte. Los ojos blancos confirman "con sus revelaciones que no cesan/ y que presumo no van a cesar" de dejarte saber que estás muerto.

"No obstante en la rendija/ inútil del pasado" el recuerdo de otros hombres ajenos aparecerán como "pájaros que desmienten el olvido".

VUELVE CAVAFIS

Cavafis entró al camarote: el viaje al Sur de Benedetti no fue en vano. Su compañía alivió el vacío que deja la partida. Regó el éxtasis por todo el cuerpo -la piel recuerda-, las sábanas blancas, marcó su terreno con manchas amarillentas secas, el gemido de un hombre, dos.

Constatin Cavafis sugiere en su poema "Vuelve" que los amantes no se repiten; los amores vuelven. Se vienen.

SELFIE #4: DESDOBLES

Doña Fructuosa (anónimo, S19, Lima) fue retratada en un gran salón de algún palacio barroco en Lima; al óleo sobre un lienzo de grandes dimensiones, formado por tres bandas de tela cosidas verticalmente, donde las figuras situadas en primer plano son representadas a tamaño natural.

El punto de fuga de la composición se encuentra en un foco de luz que está cerca de un personaje que aparece al fondo abriendo una puerta -¿don Cayetano Valleajado de Torres?- y un espejo que refleja las imágenes de dos señores con piel color cobrizo, pelo negro y ojos oblicuos, vestidos con ropas europeas de la época. Con esta técnica el pintor consigue hacer recorrer la vista de los espectadores por toda su representación, para sugerir, de acuerdo a algunos historiadores, que lo que el cuadro suponía representar no era tanto un retrato familiar; mas bien, era una premonición de los eventos que vendrían después.

Dos siglos más tarde una foto transforma el original. En el lado izquierdo de la pintura se observa un gran lienzo, y sobre parte del mismo, el fotógrafo del selfie añade su perfil. Sin proponérselo, el pintor anónimo de principios del siglo XIX se anticipó al realismo de la fotografía; y abrió el camino para que el fotógrafo del selfie reinterpretara el cuadro; reconstruyera la historia.

"El mar revuelto, el clima borrascoso, los toscos y hoscos marinos con sus musculosos brazos, piel curtida por los azotes del viento, la sal, y el sol caribeño atemorizan a doña Fructuosa Rivera. No ha podido levantarse de su cama. salir de su camarote y relajarse durante el largo viaje entre las colonias españolas y las luisianas francesas. Su marido, el una vez pirata, y hoy, hombre de negocios ultramarinos, don Cayetano Valleajado de Torres, pasa sus días entre páginas de contabilidad, contando las monedas de oro, y la supervisión de los contenedores que transportan la mercancía que el avaro y codicioso vende (¿roba?) por todo el Caribe y las otras tierras americanas. Doña Fructuosa, obligada por la historia, lo sigue sin protestar, teje y mira hacia el inmenso mar que la separa del mundo para la cual fue criada."

El principio del relato, su génesis, recrea una época anterior a la del viaje en el crucero, no aparece en  el selfie del escritor tomado dos siglos más tarde en otro camarote, mucho más cómodo que el de doña Fructuosa, aire acondicionado, nevera y una despensa surtida con paté, galletitas integrales, frutas de todo tipo, licores y refrescos. Vestido a la usanza del siglo XIX: un traje de muselina que cubre el cuerpo, ajustado al torso con una amplia y pesada falda que casi toca el suelo, mangas que bajan hasta la muñeca y un cuello alto, bien alto, el escritor también mira hacia el trágico Caribe en camino a Nuevo Orleáns.

"Los caminos de El Señor son muchos y variados, destinados a ser andados y escogidos por cada uno de nosotros, El Señor nos presenta las oportunidades; nosotros decidimos cuáles aprovecharemos. Esa cruz que Su Hijo escogió es la que guía la vida de una mujer cuyo destino fue entender el nuevo mundo, sus tierras y gentes. Extraña ruta  la de alguien que como yo fue criada para educar a los niños de los virreyes de la Nueva España. Decidí la libertad que ofrece una nave al encierro que significa servir durante el resto de mis días a niños faltos de higiene y modales. Y para empeorar la situación. estaba rodeada de siniestros personajes, de indios y cholos incivilizados. Secuestrada durante mi segundo viaje, decidí quedarme y no acepté que la Corona pagara por mi rescate."

El mapa de la ruta que la goleta La Última Charrúa siguió desde que salió del puerto de Colonia, Uruguay tenía marcas que indicaban dónde había anclado antes de terminar en la Nueva Orleáns, y qué clase de negocio allí se agenciaba. En cada puerto, fuese en las islas de Sotavento o en las de Barlovento, San Juan Bautista o en La Española, Jamaica, Cuba, Roatán, dejaba y cargaba todo tipo de mercancía, desde especias hasta alguno que otro ser humano, incluyendo a doña Fructuosa de Rivera. Por ella, don Cayetano Valleajado de Torres pagó tanto o más onzas de oro que lo que costaba un esclavo. El óleo, retrato de doña Fructuosa, expuesto la muestra de arte colonial latinoamericano en el Museo de Brooklyn, despertó la curiosidad del sujeto-fotógrafo y motivó su deseo de retratarse, un selfie, junto a la hermosa mujer y los niños que la acompañaban. Una vez en el crucero, de viaje por el Caribe y el Golfo de México recreó visualmente y por escrito uno de los viajes.

La pintura Doña Fructuosa estimula una sensación de profundidad espacial y de historia en ciernes, que quedan aseguradas con el escalonamiento de las figuras, los personajes reflejados en el espejo, y el misterioso hombre que abre una puerta.

El selfie añadido a la composición dos siglos más tarde convierte al espectador en un sujeto integral a la obra: observa y entra al cuadro, ocupa un punto focal que le da a la narrativa visual una continuidad histórica. Usando una cita de Foucault sobre Las Meninas de Velázquez, se ha sugerido que el selfie logró integrar y confundir el espacio real del espectador y el primer plano del cuadro, creando la ilusión de continuidad entre los dos espacios.

De ser don Cayetano el que abre la puerta en el cuadro, se puede concluir que la pintura contradice los diarios y crónicas que doña Fructuosa escribió durante sus viajes, como parte de la documentación, contabilidad y registro del comercio de su marido por los mares americanos; obliga a preguntar: quiénes eran en realidad estos dos personajes, durante una época turbulenta, cargada de luchas independentistas en las colonias americanas.

Sunday, February 19, 2017

TRAVESTIR CONJUGADO

Yo se lo dije. Es que era de esperarse, si se atrevió a conjugar ese verbo con los estudiantes de una escuela intermedia en un barrio del Bronx donde la mitad de la población es talibangélica y la otra mitad, analfabeta, y muy dados a estar de acuerdo con cualquier idiota que les convenza sobre lo que sea.

Les comen el coco con la verborrea que tienen esos lideres de barrio, y que andan buscando treparse políticamente. Esas panzas politiqueras usan cualquier tema o asunto controvertido y le sacan provecho sin tener ni la mínima gama de principios excepto el hacer mucho dinero, salir en los periódicos o abanderarse con asuntos de tan poca importancia como fue la pelea por las banderas y el nacionalismo insulso de aquellas maricas que no se daban cuenta que el nacionalismo a la hora de la hora los usa y lo desusa sin miramientos cuando los necesita para luego, si los necesitan, pedir perdón y auto-culparse a lo Fidel, quien se achacó la culpa de la persecución y torturas de los gais en Cuba sin que nadie se lo saque en cara o lo ajusticie.

Ajusticiar es lo que deben hacer con ese montón de gais pseudo-nacionalistas que no quieren aceptar el que andar defendiendo sus naciones camina sobre terreno delicado porque cuando menos se lo esperan, los hetero-nacionalistas les van a dar una pata’ por el culo, como hizo Hitler con los homos en Alemania, hasta una escuadra militar formaron, y luego los mandó a matar según Visconti, ¿fue Visconti?, en aquella película, Los Malditos, muy de moda por los setenta en los cines de Tribeca y SoHo, vista por medio mundo, pronosticando lo que hicieron los estadistas en la isla de los espantos, después que llegaron al poder con los votos de la mayoría de los gays.

Yo se lo expliqué. Una vez llegaron al poder, los petite yanquis de la isla, le dejaron las plataformas y las tribunas a los reverendos de pandereta, aumentando la tasa de asesinatos de hombres y mujeres liberados, parecido a lo que le pasó a los dos que dejaron de ser amigos y compañeros docentes, después de una decirle a la otra que ella venia de una colonia y la otra restallarle, y tú de una dictadura cuyo dinero venia de los prostíbulos y casinos en tu capital, y la otra decirle, que eran unos sometidos, y aquella contestarle, ustedes unos ilusos al creerse que tenían un país desarrollado con un dictador de pacotilla y una negrada de población que se creía blanca, loca trapera, contestó la que se vestía, y a mucha honra, la que travestía, todavía traviste, y usó el verbo travestir, después de aquella garata frente de los padres, se puso a conjugar - yo travisto, tú travistes, él traviste, nosotros travestimos, vosotros trasvisteis - sin fijarse si estaba en lo correcto; antes de ambos ser botados de sus respectivos trabajos, por hablar de asuntos gais y no por haber discutido sobre luchas nacionales, xenofobia, racismo, sub-desarrollo, desarrollo, autonomías, globalización o el travestir de los países, culturas y mucho menos, conjugar verbos travestidos.

LAS VARIACIONES GOLDBERG EN SANTURCE

La muy bien vestida joven, acicalada, maquillada, cara algo blanqueada que no cuadraba con el color marrón de sus manos, caminaba sus emociones en un trago; se movía por los alrededores de la Placita de Mercado de Santurce como si estuviese dentro de una copa de cristal.

Trago en mano, desafiante, tuteaba sin miramientos ni criterios claros en cómo y con quién se trata hasta que le tocó moverse a planos más complejos sobre expresiones y proyecciones. Respondió a la pregunta sobre Gould y su interpretación de Las Variaciones Goldberg con una sonrisa que bordeaba en una mueca. No dijo nada porque nada podía o puede decir sobre variaciones o movimientos más allá de los llanos superficiales de la corteza de su cerebro.

Abandonó el grupo sin excusarse. Caminó con soltura, garbo y muy poca elasticidad muscular, alzó la copa para denotar elegancia, se acercó a otro coctelero igual de llanito y altanero. Hablaron sobre el último bar de moda en Santurce.

La joven se movía y diluía como si fuese un coctel con sombrillita.




UN CHARRÚA

disfrazado de hombre blanco deja huellas como evidencia de que ha estado infiltrado en mi escritura, y luego se esconde.

SON TAN FINAS QUE SE PARTEN

dijo un gay en el bar Tía Marîa de Santurce en alusiôn a dos premiados y reconocidos escritores puertorriqueños, a quienes también describió como "elegantes en su forma de hablar", y terminó -por lo de partidas- feminizando: "màs estandarizadas que Nebrija".

PARSIFAL SIRVIÓ DE FONDO (de la colección SUICIDIOS)

No fue una ópera de Wagner, aunque así fue vivida la locura temporal: entrada y salida de espacios obscuros, sin estar anestesiado por fármacos, acompañado por música estruendosa, seguida por un completo silencio. Silencios interrumpidos. Una historia de perdida de identidad, ausencia de raciocinio, caídas en abismos sin fondo, poseído por otros. Su voz, sus coros. Insaciable deseo de apoderarse del espiritu ajeno. Dragones, diablos, duendes. Salida incompleta. Ahogos. De vuelta al fondo, caes, renuncias a todo. Sales. Redención. Mezclas de símbolos, toda clase,  reflexiones. De vuelta a la gloria. Bajas. Llega la calma, completas el ciclo con la tranquila calma. Después de la pesadilla, Parsifal ayudó a buscar el Santo Grial, a expulsar los demonios.

Saturday, February 18, 2017

Teorías para blogueros : exogénesis y endogénesis

Cual sujeto ferreiriano, el bloguero en su continua re-escritura muestra sus estadios, y sus estados. No le queda otra salida. Y en ese papel de sujeto y objeto dentro del proceso de la lecto-escritura, lo que dice Silvana López de otro escritor es lo que dice de mí.

"........ se inscribe, entonces, en una serie en la que lectura, escritura y literatura se acoplan y se intersectan en un juego constante de apropiaciones, transformaciones y desplazamientos que producen ese sentido de inacabamiento que persiste en el interior del proceso escriturario. Correlativamente, la idea de escritura remite a dos instancias: proceso y producto. El conjunto de mediaciones que se registran desde que el sujeto-escritor se dispone a producir el objeto-escritura creando el espacio del texto es el momento de conjugación o proceso; esa instancia se manifiesta en el producto y constituye el momento objetivable del hacer de la escritura."

Me siento aludido teoricsmente sin ser evidencia directa. Es como si las macro conciencias jungianas o las no coincidencias canettianas nos ligaran; y al, valga la redundancia, ligarnos nos releen, releemos y re-escriben, re-escribimos, y releen, y siguen los borujos y embrujos textuales:

"Raymonde Debray-Genette, a partir de su estudio sobre Flaubert, considera dos dimensiones analíticas que intervienen en los procesos de escritura: exogénesis y endogénesis. El primero incluye la selección y apropiación de fuentes por parte del escritor y se relaciona con la operatoria de ficcionalización de textos literarios, históricos, geográficos o de otra índole o la anotación al margen de citas de otros autores para entrelazarlas con su escritura en distintos niveles de apropiación. El segundo se ocupa de la producción y transformación de estadios redaccionales (20)."

Y el bloguero en su continua re-escritura, cual objeto sujeto se auto-estudia,,,,,, muestra sus estadios, y sus estados. No le queda otra salida. (véase mis borradores en este blog)


Silvana López. "Libertella escribe y reescribe el viaje de Magallanes." Anclajes: 16-2, jul./dic. 2012.

HIPOTENUSA Y FERMAT: LAS MATEMÁTICAS DEL AMOR

Hipotenusa se enamora de seres en busca de Godot. Casi siempre son heterosexuales cuyas identidades son más fluidas que el gas. Por haber estudiado matemáticas puras en la universidad, cada vez que quiere recalcar algo las usa como referentes, y por eso lo apodan Hipotenusa. Estuvo perdidamente enamorada de su último amor, quien era su “raíz cuadrada”.

En una clase que tomamos juntos, sobre nuevas formas de enfocar la filosofía, en el New School for Social Research conoció a quien fue su Teoría de Fermat. En un lado estaba sentado yo y del otro, su perdido deseo. Aquella mala ecuación amorosa comenzó cuando el profesor presentó sus ideas sobre el material a estudiar: no creía en asignar lecturas o trabajos, y que las teorías y planteamientos filosóficos evolucionarían como resultado de revelaciones internas, que luego podían ser comparadas con los trabajos de otros y decidir si confirmaban o no nuestros postulados.

La sonrisa de Hipotenusa, su cejas, mirada evidenciaban un desbalance entre el matemático puro y el puro perderse en el espacio que el profesor planteaba. Me miró, sonrió, movió su cuerpo geométricamente y el ángulo agudo que su cuello y hombro derecho formaron lo llevó a quedar de frente con Fermat: el artista de quien se iría enamorando poco a poco durante el resto del curso.

Cual coordenadas armoniosas, las ideas del artista concordaban con los postulados del profesor. La cara de placer de Fermat y el desbalance de Hipotenusa sirvieron de motor generador para buscarse continuamente, armar tremendas discusiones, desear uno -Hipotenusa-, el cuerpo del otro y el otro -Fermat-, desear aquella cuadriculada cabeza.

Al terminar el semestre, el artista se involucró en distintos proyectos: pintaba grafitis sin son ni ton por las paredes públicas de la ciudad, documentaba los sonidos y el espacio en que éstos se encontraban, creaba categorías, y luego formulaba teorías sobre cada ambiente en específico; teorías a las que llama desorden armonioso. Sin dar explicaciones se alejó de Hipotenusa.

Si alguien de nuestro cerrado círculo preguntaba por el artista, Hipotenusa justificaba su pérdida con la frase que se ha hecho famosa entre nosotros: "Se multiplicó por cero y se eliminó a sí mismo”.

TEORÍAS PARA BLOGUEROS: PREGUNTAS QUE SE CAEN DE LA MATA

-¿Por qué escribe? -: preguntaron al bloguero. Sin pensarlo dos veces, contestó: - ¿Y a usted qué le importa? Y digo lo que digo, porque me da la gana, y lo hago cuando me da la gana. Usted sabía que los anglo-sajones tienen deseos, sentimientos; no tienen ganas.
-¡Antipático, no tiene que responder así!
-¡Pues no haga preguntas que, como dicen en buen puertorriqueño, "se caen de la mata". 

Friday, February 17, 2017

TEORÍAS PARA BLOGUEROS

"Una creación nunca es inventada y nunca es real, sino que será ella misma para siempre": (Federico Fellini)

"El arte es más grande que la vida, y la incomodidad que producen sus preguntas hace que uno sepa que ha entendido cosas que no podría explicarle (a) nadie." (Leila Guerriero)

Si interesan leer otras teorías para blogueros, busquen en este blog, que las van a encontrar. 

Thursday, February 16, 2017

SALÍ CON TU EGO

No me había dado cuenta. Lo descubrí cuando fuimos a la cama por primera vez -bueno, íbamos a la cama-; no llegaste, te pasaste todo el tiempo frente al espejo del baño tirando besos, masturbándote.

Wednesday, February 15, 2017

MONTEVIDEO: EL LICEO DE LOS LOCOS

Las horas en el aula que antiguamente había sido la sala donde administraban los electro-shocks a los locos de Montevideo no tenían fin. El ambiente árido sin pizarras o cuadros, paredes color crema pálido-añejo, las cuales retumbaban con el cliqueo, sonidos de las computadoras y sus usuarios, no parecía que afectaran el estado de ánimo de los estudiantes. Con el profesor no era lo mismo.

Los chicos estaban inmunes al efecto que tenia la energía que emitía el salón de computación.  A su edad, las hormonas eran más poderosas que los flujos espirituales incrustados en las paredes; tantos locos electrocutados no eran rivales para la etapa en que se encontraban los pupilos. Sus gritos eran estimulados por el descubrimiento o solución de un problema cibernético.

El maestro, al no estar tan controlado por sus hormonas -o por causa de su floja integridad espiritual-, absorbía las fuerzas que las muy trágicas muertes impregnaron en las paredes del aula cuando éstas fueron parte de un manicomio; teniendo como resultado: pastillas para dormir, anti-depresivos, obsesiones sexuales, dificultad al respirar, confusión ético-moral, temblores inesperados, cutis demacrado y sudor en pleno otoño, y el miedo que sentía todos los días durante las horas que daba las clases de informática. 

JUAN BOBO ANTE LA CULTURA OFICIAL

"Durante el primer siglo de la colonización, sostiene Anderson e Imbert, los libros que circulaban 'eran en su mayoría eclesiásticos y educacionales'. Sergio Ramírez escribe que 'El signo cultural de la época colonial, hasta antes de la independencia de Centro América, es el religioso'. Los cuentos de Juan Bobo, al igual que las fábulas de Esopo, revelan que al margen de las letras oficiales se daba una literatura oral que servía como espejo, reflejo, como si guiada por los planteamientos de Paulo Freire, de lo que se puede hacer o no frente a las culturas y poderes oficiales; en respuesta a la 'violenta imposición colonizadora'."

Tuesday, February 14, 2017

UNA PERRA LLAMADA PORTEÑA

paseaba por la Rambla de Piriápolis, y cuando la llamaban, miles de caras daban la vuelta.
(dato registrado sin quitar información alguna, este verano austral en la ciudad uruguaya)

EL PRINCIPITO URUGUAYO Y QUERELLE POR GENET

En vez de la navaja que usaba Querelle, estaba la lengua del contador conocido como el Principito Uruguayo. Ambos -Principito Uruguayo y Querelle-, expresaban sus deseos de destruir, sadismo verbal, humor negro. En vez de los bares donde se acercaban las putas y putos franceses al brillo y filo de la cuchilla del chulo francés, el Principito viajaba por la red cibernética donde los viejos mestizos leían y oían el racismo vestido de humor cínico, la crueldad del siniestro "mischling", el casanova sudamericano. Cuando se dieron cuenta, los objetos de Querelle estaban sin vida; los del Principito, sin ego.

Sin pizca de moral, completamente despreocupados por las consecuencias de sus actos, solo buscaban satisfacer su morbo. Sus víctimas, sin proponérselo, pero igual de destructivos, deseaban ser dominados, poseídos por la maldad del otro. Estos dos seres obscuros y sus presas encontraron sus autores: Querelle a Genet; el Principito a uno de los planchas que tanto despreciaba, un viejo boricua que, una vez fuera del círculo vicioso, decidió relatar lo sucedido y publicarlo en este blog y, pronto, en formato de libro como parte de la colección Suicidios.



BOLERO #30: ORGASMOS: MONTEVIDEO A PUNTA EN VOZ DE LA TELLADO

"Cómo imaginar que la vida sigue igual": repetían, muy tarde en la noche, desveladas, las muchas y distintas voces: Roberto Yanés, Tito Rodríguez, nosotros los "que nos hemos amado tanto", en ambos polos continentales; una inquietud mitigada, embadurnada, empapada de placer por el suave silbido de las brisas australes en las aguas del Atlántico Sur y los tímidos golpes de los copitos de nieve sobre el cristal del ventanal en el norte.

Una preocupación delirante, un orgasmo, en cuerpos separados por tierras y mares, formulada en forma de preguntas, sueños, deseos de saber, de ruegos, "escríbeme", ganas, "son tus cartas mi esperanza", miedos, "cómo despertar si tú no estás", conjugados en las voces de Yanés y Tito; en las nuestras.

Cómo pretender otra realidad, cómo consolarnos, si falta uno de ustedes o nosotros, o el bolero deja de acurrucarnos, son las interrogantes que formulamos y vivimos juntos, grabadas en cartas, vídeos, correos cibernéticos, discos, textos en la tableta electrónica con sus silencios y borrones. Tantas preguntas que pueden ser alentadas o tranquilizadas por la esperanza; explicadas por "temores o alegrías"; subsanadas por las tonterías, las que vivimos juntos en ambos sitios:
 el frío norte y el caliente sur, "nosotros que nos amamos tanto"; en un bolero que no puede existir sin la "misma vida mía".

-¿Dónde estoy? ¿Dónde? Por favor, digan, respondan, ¿dónde estoy?
- El Porsche, ¿de quién era?

"Cómo imaginar si la vida sigue igual", en las voces de Tito Rodríguez y Roberto Yanés despertaban los temores, traían alegría, aliviaban las inquietudes de los amantes, ¿dos hombres?, los escritores en ambos polos.

"Y aunque sean malas nuevas": canta, escribe, cantan, escriben.


-"¿Bailamos?"

Monday, February 13, 2017

UN JÍBARO EN SUS CARRETAS

“Ese es mi verso; profundiza un poco.
No compadezcas mi dolor, si loco
te lanza entre la sombra su saeta”
                    (Frontis por Luis Palés Matos)


En marzo del 1887 nació mi padre en un campo de la región montañosa de Cidra, Puerto Rico. Se mudaron a Jájome, otro campo, otros cerros. Estudió su primaria durante el régimen español, y luego hasta un grado que pocos para aquella época lograban, el octavo. Pudo haber sido uno de los miles de maestros que formaron parte de la activa escolarización de principios del siglo. Decidió  caminar otros senderos.


Iba a pie o en carreta hasta el pueblo de Cayey y, además de estudiar, vendía huevos para poder pagarse su almuerzo, no sé si también pagaba por la transportación en carreta de bueyes. Gustaba de cantar las cadenas; las que cantaban los carreteros.


Se fue muy joven para la costa a conocer el mundo. Del cerro a las costas, otro jibaro que se movía y aspiraba a subir de clase. Se fue de dependiente en un colmado enorme, a la entrada de la antigua central Aguirre, en un histórico edificio de dos pisos, mampostería, arcos y galería para proteger del sol, cuatro anchas y algo ovaladas puertas de dos hojas en metal en la antigua carretera número tres. Muchas décadas más tarde, el edifico seguía allí, abandonado, testigo de otras historias.


El viejo dejó Aguirre para seguir caminos, dar más vueltas por el mundo; el mundo más allá de Jájome. Las tierras comprendidas entre Cayey, Salinas y Guayama fueron su Ítaca, y en una época donde el pie o las carretas eran los medios de transportación por excelencia, la tierra que exploraba era una geografía bien amplia y diversa, vista a través de su curiosa mirada, ojos llenos de chispa y su gusto por el buen vivir.


Sus cuentos sobre cómo llegó y lo que encontró en el Puerto de Jobos tenían el mismo tono y sentir de cualquier relato de viajero contemporáneo. No contó relatos sobre lo que los soldados de la segunda guerra encontraron en el puerto de Hamburgo o en Marsella. Otros personajes e historias de puerto sedujeron al joven dependiente en un almacén de Aguirre. A los diecisiete se topó con las hijas de Tembandumba, culipandeando por la calle antillana.


A los diecisiete, de Jájome al Puerto de Jobos, lo despidieron a puertas abiertas, y el saludo con la mano, la palma hacia adentro le dijo al viajero adiós y buen ir.


De Jájome a Jobos hay un largo trecho, a veces, a pie; otras, a caballo.


Regresó del Puerto de Jobos, se “llevó” a mi mamá; trabajó un tiempo de agregado en una finca; y otra vez,  abandonaron a Jájome.


Para la época que Palés comenzó a escribir mi viejo leía poesía, la palabra saeta se usaba comúnmente, y  los jibaros hasta cantaban saetas a la virgen, durante los rosarios cantados.


Volvíamos a Jájome, al Alto, a la casa de una tía. Subíamos en pisicorre o en la línea de guaguas que transportaban los pasajeros por la carretera número quince, la de las muchas curvas, sin ningún trecho recto.


Ningún trecho es recto, y lo fue mucho menos para los jíbaros.

"EL POPULISMO CREA COSTUMBRES"

"El populismo crea costumbres" (grafiti en una pared, Santurce, PR); en los EEUU su versión creada por Trompita está tratando de acostumbrar a la gente a que odien a cierto tipo de vecino. El racismo y la xenofobia volvieron a ser política oficial

TRES BESOS ENLAZADOS EN UN SAN VALENTÍN

Un 14 de febrero: El apuesto galán de telenovela, canoso y fornido, con aires de intelectual cosmopolita, grabó tres besos: crujientes, estridentes, chirriantes, agudos, apasionados. Los enlazó y envió por correo electrónico a su protagonista. Ni un minuto tardó en llegar la respuesta: "¿Qué es eso?".

Sunday, February 12, 2017

MONTEVIDEO A PUNTA EN VOZ DE LA TELLADO (UNA NOVELA-BOLERO)

Su historia es falsa; su narrativa, desestructurada; sus personajes fluyen y se diluyen en voz de la Tellado, que tampoco es su propia voz. Lo único que tiene substancia son los boleros, todos y cada uno de los boleros que acompañan el romance, o cualquier romance, o el romance que comenzó un día de San Valentín en distintos puertos: Montevideo, San Juan, Nueva York, Ponce, Punta del Este, otros y otros. Y como todo bolero, un romance sin fin, una melodía, una "triste caravana de recuerdos", que durante una tarde de lluvia ve "gente correr", o que en la arena, "en la playa" tendida, no permite que las olas borren las huellas.

Saturday, February 11, 2017

BOLERO #1: PENTAGRAMA (DE LA NOVELA-BOLERO: MONTEVIDEO A PUNTA EN VOZ DE LA TELLADO)

La noche no fue interrumpida por mujeres de ojos color turquesa, rostros de nácar, sentadas al lado de hombres de pelo gris, apuestos galanes hacia quienes ellas extienden lentamente sus angulares y finas manos, uñas rojo encendido, en camino a Punta del Este. Pudo haber sido Lucy Fabery.

El chillido de las llantas sin control acompaña al bolero. Presiona el freno. Ella retira las manos, rasga la tela del asiento, las  lleva hasta los muslos, la falda, la boca; un suspiro.  El Porsche destruido.

Silencio sepulcral. Sonidos de sirenas. Ofuscados recuerdos de la pasada noche, la que duró diez años en cuajar y empezó la mañana de ese San Valentín.

La voz de Corin Tellado canta "La noche de anoche".

14 de febrero 2013, 6:00 am: Ding, ding, ding timbrea el email. Del café a la pantalla en menos de un segundo.  Un San Valentín que no esperaba y el re-inicio de una relación perdida, no olvidaba, neutralizada, para esta mañana ser activada de nuevo sin "deletes". ¿Hasta cuándo?

Empezó hace diez años y aquella mañana, día, noche de San Valentín volvió, y "yo que estaba tan tranquila... ", en duo con Lucy Fabery, tantos años más tarde, sigue, no para, otro bolero.

14 de febrero - 14 de marzo: Los dings se multiplican, diez veces al día, esta historia, otra, sugerencias y deseos de compartir mucho más que mensajes cibernéticos: vivir juntos,  casas y playas; dudas: estoy muy viejo, no importa, te cuido, me cuidas.

Hay que pausar, el subir y bajar de emociones sueltan las defensas y las verdades empiezan a aparecer, los celos infundados, equivocados juegos eróticos y repetición de lo que ya había antes detonado la separación.

En Montevideo lo conocí. Su enrizado pelo negro, sus ovalados ojos morunos dirigían el deseo: poseerlo, besarlo, caminar por las ramblas, de manos. Me controlé. "Como en un sueño sin esperarlo...". Eso fue todo, un sueño en tiempo de bolero cantado por Corín Tellado.

La Tellado sigue con su versión: "todo es nuevo para mi, estoy aturdida".

14 de marzo, 6:00 am: Ruptura y definición de espacios e intereses. Otro hasta luego, otro relato, otra despedida, quizás diez años más tarde. Una explicación poco telladiana detona los conflictos.

¿Raíces distintas? Como si fuese una mata. Delete.


"Sí estoy sintiendo lo que nunca sentí" enreda la una vez tranquila vida, ajustada a la edad, las rutinas, lo predecible; desplaza las contradicciones, las ideas sobre orígenes, sexo, deseos. "Te lo juro, todo es nuevo para mí": repite la Fabery.

14 de marzo, 7:00am:  Me identifico con el cono sur, tomo mate, oigo boleros. Me desarmó y elevó "La noche de anoche". Proceso las últimas semanas, los últimos diez años.

Yo que estaba "disfrutando de esa calma de un amor que ya pasó", en esa etapa, a la edad sesentona cuando quedan solas, quietas las palabras, los sentimientos apaciguados, hasta que vuelve, escribe, empezar de cero, de nuevo. y cuestionar, "qué tú estas haciendo de mi.....".

14 de marzo, 9:00pm: Un ding, otro ding y otro ding me atraen a la pantalla, pide una segunda oportunidad, todos los antepasados llegaron en bote, yolas, a pie, sin compromisos, conocernos, una segunda oportunidad.

- ¿Qué quée?, si llevamos diez años en ésta -. Le digo que sí.

Vuelvo a sentir lo que no quería despertar, lo que esta noche "....me hace comprender, que yo he vivido esperando por ti".

15 de marzo, 4:am: La voces que hablan en bolero acompañan los delirios de la mujer de ojos color turquesa y largas acicaladas uñas color rojo subido, sus lamentos, sentirse engañada.

-Por qué me llevaste hasta Punta del Este, si sabías que vos no me querías? Mentiras, puras mentiras, tus correos eran puras mentiras: "Estoy aturdida"-.

Y así un capítulo más, una nueva versión de "La noche de anoche", un romance separado por miles de millas de distancia, una novela-bolero, " disfrutando de esa calma", un estado de ánimo: "¿Qué tú estás haciendo de mí".

Friday, February 10, 2017

MÚSICA PARA UN CAMALEÓN (DE LA COLECCIÓN SUICIDIOS)

"El amor y el interés (morbo) fueron al campo un día, pudo más el interés que el amor que te tenía" (del refranero puertorriqueño)

Lo delataron, sacaron del armario. Asustado, el camaleón se acomodó su máscara, cambió de colores. Aterrorizado, se repite, una vez más, corre despavorido.

-"¡Me voy!"-: fue todo lo que dijo, indignado, con voz ahogada y pose de machoide, jabao blanqueado por fuera, pero por dentro, sus colores confundidos, el camaleón desaparece. No puede aceptar que el satisfacer sus demonios internos es más importante que ser leal a sus amigos.

Perseguido por su consciencia, la neutraliza, adormece, engaña con alcohol y fármacos: antidepresivos, pastillas para dormir. Su identidad sacrificada, hombría decorada por poses y voces, y la moral matizada por el morbo que la guia; lo guía, fomenta la violencia a costa de satisfacer su insaciable necesidad de vivir para ser guiado por su obscuro psique, cual personajes de Truman Capote, y sus podridas almas.

Tantas veces que ha recibido un buen y merecido tortazo; y ha confesado sus culpas, tratando de expiarlas, como los "nenes buenos" pero maliciosos, que saben pedir perdón para complacer a mami y papi, aunque por detràs siguen haciendo maldades. No cambia, sigue destruyendo su espiritu. No crece.

Pretende ser bisexual, con una mujer como escudo, mas igual que los reptiles en el cuento de Capote, se desliza a escondidas, se mueve por los arrabales de San Juan en busca de chulos, de hombres straights, y cuando con los chulos no basta, trata de conquistar gays que sean amantes de otros, de aquellos a quienes él pretende ser su amigo. Busca satisfacer su más obscuro deseo de conquistar lo que es no es suyo, lo prohibido. Es tan conocida su historia, que su careta ya no lo esconde, pero él no puede parar.

Los reptiles respondían instintivamente a la música de la pianista mulata en Martinica, entraban a la sala, se escondían; y el mulato de San Juan, guiado por sus instintos, en su búsqueda de satisfacer sus obscuros y ansiosos deseos, sin importar limites ni lealtades, entra, saluda, se desliza, esconde, se mueve como los camaleones en el clásico cuento de Capote y atrapa su presa. 


EL PLANCHA URUGUAYO Y SU FISURA (DE LA COLECCIÓN SUICIDIOS)

- Amor mío, mi regazo, mis brazos, mis manos extendidas, te ofrezco todo eso sin pedir nada a cambio.
- Mi fisura no deja que me acerque.
- Estos ojos comprensivos, tiernos, aguados te miran; ofrecen toda la compasión que necesites.
- Mi fisura es más poderosa que tus caricias.
- Callas, molesto, frunces el ceño, rechazas.
- Mi fisura me retrae.
- Ese mundo del que vienes y niegas, que tanto afecta tu estado de ánimo, que te abruma, cuando bien sabes que me ofrezco incondicionalmente a sanar tu fisura.
- Mi fisura no está en el culo. Es la fisura de mi vida de (sin concordancia de género) plancha uruguayo.

http://www.herramientasparticipacion.edu.uy/index.phpoption=com_content&view=article&id=462&catid=108&Itemid=349

Wednesday, February 8, 2017

SUICIDIOS

Durante los meses de julio, agosto, septiembre, octubre del 2016 fueron publicados en este blog una serie de relatos, poemas, denuncias, ensayos estimulados, por un lado, por el deseo de un viejo gay de desaparecer de la Tierra; y por otro, por los intentos de otros personajes de callarlo, de hackear sus cuentas en Facebook, de chantajearlo, amenzándolo con publicar mensajes muy personales.

Ese espacio tan obscuro que bordea el suicidio es seis meses más tarde visto de lejos, junto a los escritos que lo acompañaron y que sirvieron de mecanismos para sobrevivir una época muy auto-destructiva. Los escritos han sido editados formalmente, sin alterar su contenido, y serán publicados en este blog una vez más, junto a otras reflexiones sobre ese lado tan nefasto de la condición humana: el suicidio, bajo el título Suicidios.


AUGUST 10, 2016: VAIVÉN: SELFIE DE UN NAUFRAGIO

Sobre el mar: el rayo de luz en vaivén
Las nubes: negras sombras mecen
Olas: del Atlántico al Caribe corren
Por tierra: el mar mece más fuerte ante
La  calma: la temprana tarde del Caribe
Engaña: antiguas reyertas de piratas y reinos
A lo lejos: Vieques donde estuvo Bolivar
Sobre las olas: dos cuerpos integran, rechazan
Mares en vaivén: un click nos ve, recuerda.

---------------------------------------
SATURDAY, AUGUST 13, 2016 I CRÓNICA DE OTRA MUERTE ANUNCIADA
Un supuesto amigo, traicionero, siniestro, con ínfulas de hombre serio y derecho, cuya muerte no es física como la de Santiago Nasar, en la novela escrita por García Márquez. Esta otra muerte es espiritual y moral.

Si la follada de Nasar lo llevó hasta su muerte, al gay lo matan lentamente las mentiras, deshonestidades, presunciones de ser hombre burgués (algo difícil de alardear y creer si eres hijo de una mulata y un hombre blanco en el Puerto Rico racista y clasista); el uso de una mujer guapa, pero con recursos limitados -con quien no tiene relaciones íntimas, un teatro que nadie cree-, como escudo para presentarse como bisexual (a veces) y así conquistar machos (bujarrones) en los arrabales de San Juan, o de hetero (otras veces) cuando trata de conquistar loquitas ricas, a quien usa para entrar en el mundo de los gays con dinero, o cuando, para satisfacer su morbo, se mete descaradamente en las relaciones de los demás. No es él el único: el mundo está lleno de hombres gays que se casan para mostrar una imágen deshonesta, falsa, de sí mismos. Engañan a muchos con sus teatros.

Si a Nasar lo mataron los hermanos Vicario, a la loca mulata con pelo grifo estirado, tipo de tez que los gringos conocen como "high yellow", hipócrita y traicionera, la mata su falta de principios, de identidad clara.


WEDNESDAY, SEPTEMBER 14, 2016: EL CAMINO DEL SUICIDIO CENTRUCA

Así lo llamabas cual discípulo de Trump, centruca, lo acompañaste con tu humor negro, con tu  afilada lengua torcida, mas antes de llegar al fin, huiste, mentiste, trataste de ser elegante, fino diplomático, no diste cara, asustado abandonaste al centruca durante parte del camino, gozaste de tus chistes racistas. y el centruca, ciego, caía, sordo, creía, caía, no eran chistes, caía, caía, una y otra vez caía, lo levantabas, mimabas, volvías, jugabas, conquistabas, el centruca caía, mentías para luego, volver con la navaja, otro chiste, ¿matrimonio igualitario?, el centruca no veía, no oía, creía, gozabas, reincidías, mentías.

Del viejo centruca algo se sabe: su vergūenza, instropección, negación, sus noches, desvelado. No cree. Tranquilas sus noches no son.

Tampoco las vuestras.

De las tuyas: ¿pesadillas, tiemblas?

¿Qué sientes? ¿Qué sientes? ¿Qué siento?

--------------------------------------------------------------


MARI PILI EN LA FONDA LA NUEVA CARIDAD

No, no era la farandulera boricua, nuevo arquetipo de cierta mujer criolla, caribeña, con ínfulas de ser chic, pero, al fin y al cabo, igual de vulgarota como lo es el modelo original, fue como la describió mi ex-compañera profesora de español en el City College.

Después de estar algo incómoda con la copia de la original, haber terminado su bifté encebollado, no pudo aguantar más y trató de escabullirse. Mas la otra, acostumbrada al cafreteo boricua, no pudo callarse, y la arrinconó con un: "¿No te gusta nuestra conversación?".

Sin perder el ritmo, y con la típica sinceridad neoyorkina contestó: "No". Se levantó, le dijo a su amiga -la tercera del grupo: "Te llamo luego cuando podamos hablar sobre asuntos serios".

"¡Ay!, por Dios, que uno debe ser más tolerante con los nuevos modelos de comportamiento de cierto tipo de boricua neo clase media": llenas de cinismo fueron mis palabras, y continuamos hablando sobre la relación entre el último ensayo de Vargas Llosa, Adorno, Pepe Mujica, la muerte de Tzvetan Todorov y la toma del poder por parte de las Mari Pilis del mundo, Trump y Melania en bikini.


Tuesday, February 7, 2017

EL BABELISMO DEL CRÍTICO LITERARIO

puertorriqueño, profesor distinguido de español, enciclopédico, citaba a todo el mundo, manejaba tan bien los estándares de la lengua castellana, que su escritura carecía de personalidad, parecía ser de ningún sitio. No dudo que sufre de babelismo crónico: miedo a que no lo entiendan.
ENTRE EL DESEO Y EL ASCO

Caminados juntos por todo su cuerpo
hasta despertar luego sin entender
por qué sentía miedo, escalofríos
una vez lo vi lejos, muy lejos.

Monday, February 6, 2017

EL ARTE DEL FIGUREO

Impresiona. Tan fino, tan elegante, impecable en su trato, tan culto y comedido, calculado cada gesto, ¿cómo fue que pudo podrirse por dentro, traicionar a todo el mundo?

LA TRISTEZA DE ALEJANDRA PIZARNIK

es, quizás, una copia de un café en París, patrocinado por existencialistas aburridos, dibujada por una argentina dislocada. Si se hubiese mudado a vivir con los pueblos originarios en los Andes, quizás no hubiese escrito esos poemas tan deprimentes; quizás, desarrollaba una visión màs auténtica del mundo. No sé, quizás.

Sunday, February 5, 2017

NO QUISO QUERER DE NUEVO

Se alejó de sí mismo. Escribió sobre el otro. Lo acosó con su fulminante piedra, tiza, pluma, lápiz, tecla, lo que encontrase para describir cada uno de los recovecos sensoriales que pudiese señalar. Dejó de desear, se/lo convirtió en letra. No quiso querer de nuevo; escribir tomó el espacio que el hombre ocupaba.

Saturday, February 4, 2017

HOW DO YOU SAY IN ENGLISH "EL QUE LA HACE LA PAGA"

I can't speak for your opponents nor I can't speak for your political goals, but I can speak for those groups who are boxed in a conceptual derogatory category in order to be used as tools to please egos, or as part of cruel strategies to achieve social, economic or political intentions. I know how it feels and it can be scary. Right now I am too old to be scared but not too old to be hurt, nor too old to know how the likes of you can mercilessly use and abuse people. Be careful Trump, as we Puerto Ricans say "el que la hace la paga".

CUPLÉ TARDÍO

Voulez-vous coucher avec moi?
-------------------------------------
Yo quise ser elegante
Yo quise ser refinado
Bailar como un señor
Acaudalado, todo quise.
Pero no pude. No quisiste.
Bailar conmigo. 
Pourquoi? 
----------------------------------
"exactly in my brain voulez
vous coucher avec
moi? Non? pourquoi?)"
             (E.E. Cummings: Little Ladies)

Friday, February 3, 2017

CRUCIFIJOS

Keith Harring, poco antes de morir, mientras terminaba su última obra - uno de dos crucifijos-,  en la iglesia  Saint John the Divine, Calle 110 y Avenida Ámsterdam, Manhattan - dijo que cuando estaba involucrado en la pieza no sentía ningún mal ni se sentía cansado, pero que cuando dejaba de hacer, se sentía enfermo. 

Aunque no pretendo explicar la relación que existe entre crear una pieza, incluyendo los momentos antes de ejecutarla, y la "salud" del "artista", me atrevo preguntar hasta dónde la falta de integración entre proceso creador y proceso vital resulta en un estado físico distinto a cuando esta integración (crear/vida) se da. Sólo pregunto.o

BODEGA OWNERS MARCH AGAINST TRUMPITA

According to WABC news a few thousand bodega owners (yes, in NYC small grocery stores are called bodegas, the Spanish word that Puerto Ricans began to use early in the 20th Century when referring to their grocery stores) were going to close early and protest against Trumpita's policies. Except, that the new majority of these bodega owners are from the Middle East; and in my 'hood, the Moroccans owners of the corner bodega know enough Spanish to say to me: "Mira, ¿cómo estás?". They also know that some of their Puerto Rican clients call their shops: "el jala jala". Small minded and cruel Trumpita would not be able to deal with such complex and mutually supportive cultural transformations. ¡'ndito!

JÍBAROS Y MULATOS EN GUAYAMA: CÍRCULOS VICIOSOS

En Guayama ser jíbaro era motivo de burla por parte de mulatos que se creían blancos. "Asina mesmo". Estos últimos -los mulatos- negaban su herencia africana, y el odio que causa la negación los llevaba a descargarlo contra los que bajábamos del cerro. Una generación más tarde, muchos de esos jíbaros, una vez educados, se dieron cuenta de cómo la mulatería blanqueada vivía engañándose así misma; y los primeros, los jíbaros, por ser descendientes de españoles y corsos -ahora con títulos universitarios-,  terminaron despreciando a los que se burlaban de ellos. En verdad que el mundo es circular con ondas que lo transforman, pero sigue circulando.

Thursday, February 2, 2017

De Miami a Punta del Este en una milésima de un segundo

".... huellas que por su insistencia transmutan el recuerdo individual en social. Saber es acordarse, hacer no lo es menos." (Eduardo Sanguinetti, Agosto 2016, El País, Uruguay)
Miami, capital del latinoamericano homogenizado, pasteurizado, hecho a imagen y semejanza de lo que dijeron que nunca querían ser: un mall. De Miami a Montevideo el vuelo se tarda diez horas, y su  consciencia colectiva es recogida por los Nikes o las gorras de beisbol, rompe con las leyes espacio-temporales. Buenos Aires bautizó a uno de sus barrios con el nombre de SoHo; y en Punta del Este hay más rubias (teñidas) que en Oslo.

Wednesday, February 1, 2017

BOLERO #17: DESEOS. MONTEVIDEO A PUNTA EN VOZ DE LA TELLADO

(Este bolero es uno de los "capítulos" que conforman la Novela-bolero: Montevideo a Punta en voz de la Tellado, publicada en este gran borrador-blog)

Doce de la noche y no llega, "me hará lo mismo que ayer/ espera...", otro bolero, otra espera por un amante, una idea sobre lo qué podría pasar, lo que estaba ocurriendo, lo que se puede contar, lo que se desea, lo dicho antes: "Cariño mío, no sufras tanto, ya estoy aquí".  Se repetía.Un bolero nunca acaba.

Sirenas de ambulancias en camino a Punta, un grito de dolor o de placer, una sonrisa, una lágrima se entretejen mientras el autor, los boleristas y sus protagonistas junto a la Tellado reconstruyen lo vivido o la espera, lo esperado, sus pasados o lo que puede ser, reflejados en un caledeiscopio que proyecta estados de puro éxtasis o desasosiego: -"Ya no lo quiero ni ver"-.


En el bolero "Ya Son las Doce" el compositor, autor, cantante y el amante ausente bailan en conjunto, y a la misma vez cada uno baila por su lado. Desde las primeras dos estrofas, "Ya son las doce y no llega/ Me hará lo mismo que ayer", la espera por el ser amado, la historia de la relación entre todos los personajes, particularmente la desesperación del que espera es relatada; y a su vez, le otorga presencia al objeto del deseo, por quién se espera, lo personifica.

Es la conjugación de voces lo que convierte al autor, el cantante, los amantes en arquitectos de un todo, un aleph amoroso; y una vez completado el bolero, éste permite volver cual tango con la "frente marchita" sobre el pasado, fragmentar lo vivido, entenderlo,  trascender el dolor o el placer.

El bolero en su conjunto se habla a sí mismo, recrea lo posible, "pero de pronto siento un ruido y me despierto/ se abre la puerta y llega mi querer", y arma todo lo que quisiera vivir más allá de la novela tellediana: -"No sufras tanto ya estoy aquí", transformándose en las múltiples voces que ocupan una historia: "No me regañes cierra los ojos y duerme feliz".